" />?>

27.5 ºC

7 de diciembre de 2019

Notas de opinión

Hospital de Benito Juárez: Algo de historia, orgullo y crítica

24/02/2019

"..Parafraseando a un político... "con la salud no se jode" y con la dignidad de los pacientes tampoco.."

Editorial

Mientras vemos en el orden país, que la política ha ido provocando fracasos y errores de los gobernantes por la visión cortoplacista y de desgaste por sus ambiciones personales, podríamos salvar (en algo) a  los intendentes de nuestra ciudad, dado que han tenido una relativa política de estado coherente y positiva, en dos temas principales, las escuelas de Concentración y el hospital de nuestra ciudad.

Concentrándonos en el Hospital, podríamos  decir que, desde la asunción del comisionado municipal o intendente del proceso, Ing. Luis Magnanini en el año 1976, e iniciara la remoción y parquización, (planteada como una oferta de relax necesaria para los médicos), siempre se actuó al permanente mejoramiento  edilicio, equipos terapéuticos y existencia de médicos especialistas. Pocas veces fue interferido por chicanas o diferencias políticas. Predominó el sentido común,coherencia y que sea cada vez más completo el servicio que presta.

Desde su inauguración el 8 de abril de 1954 El Hospital Regional "Eva Perón" de nuestra ciudad, hasta la fecha y próximo a cumplir los 65 años, se fue consolidando como el servició de salud principal para todos los habitantes del Partido y pueblos vecinos.

Por supuesto que este esfuerzo es acompañado por la comunidad, concentrada en las cooperadoras que han estado siempre muy activas, siendo hoy mismo, un grupo de gente que ponen tiempo e ideas para poder atender permanentemente,  requerimientos que los presupuestos oficiales no son suficientes.

Un punto neurálgico de la entidad ha sido siempre la administración, especialmente en áreas de personal, farmacia, control de inventarios, etc. y ... los médicos.

Los  médicos

Esos seres humanos dedicados a la salud que se incorporan a nuestras vidas desde a veces antes de la gestación y los primeros latidos, hasta el momento de emitir el certificado de defunción. Toda nuestra vida. Los médicos, dedicados a una vida de estudios que requieren capacitación permanente, la especialización en cada parte del ser humano, que al comprometer su juramento hipocrático por el cuidado y la defensa de la vida, nos permiten vivir mejor y por aplicación de los avances científicos a que nuestra expectativa de vida sea cada vez mayor.

Sabemos que el flameo de un guardapolvo blanco no debe estar esperando en la cola como cualquier otro vecino en ser atendido. Tienen un tiempo muy valioso que la sociedad normalmente le muestra, permitiéndole "yantear" esa cola de espera. 

Los médicos, tiene un valor muy alto en la comunidad de aprecio y respeto, que hizo que muy buenos profesionales se dedicaran a la política en distintos partidos y recibieran los votos que les hiciera ocupar cargos que dignificaron ese servicio público hoy bastante demacrado.

El tiempo y la dignidad de los pacientes

Pero... esos seres que salvan vidas y calman dolores, no debemos olvidar que son también seres humanos, igual que nosotros de alguna manera. Y se comportan tal cual.

Un intendente, en una oportunidad mencionó que lo más dificil del hospital era la interrelación con los médicos. Conseguir sobre todo especialistas, que deseen radicarse en nuestra ciudad en muy complejo, a veces desgastantes ante concesiones que deben dárseles. No todos, si la mayoría.

Principalmente en esos médicos que viajan, el respeto al horario es uno de los principales inconvenientes. Ver pacientes que deben esperar largo tiempo a ser atendidos, porque el profesional "no ha llegado", 

Es un paciente que debe ser tratado dignamente, con el mismo respeto que pueda ser considerado un médico, ya que no hay castas en este país y los privilegios deben ser muy acotados.

El médico tiene una demanda económica que le corresponde y debe ser satisfecha, pero no amerita a un abuso de incumplimientos a las normas de convivencia.

Asimismo, por una cuestión de no hacer esperar al profesional, se dan todos los turnos a la misma hora. Si esto le parece ridículo al lector le aseguro que es así.

Debe razonar ese perfil de médico que un atraso de hora y media en iniciar la atención de 10 pacientes, ha hecho acumular 15 horas sumadas de esperas. 

La síntesis de la reflexión ha sido previamente explicitada y reclamada al médico que dio motivo a esta nota y a la dirección administrativa del hospital Eva Perón. Para esta oportunidad, no lleva nombres ni especialidades, a los efectos de que a los profesionales a que les caiga el "sayo", puedan razonar y aprontarse a cambiar.

Se ha observado que las quejas a un médico, tiene mucho de inhibición, por la cultura del respeto y posiblemente algo de temor y el paciente se lo banca salvo casos muy puntuales.  La administración del hospital con el apoyo de toda la dirigencia política debe de tratar encausar este reclamo hoy mencionado.

Parafraseando a un político..."con la salud no se jode" y ... con la dignidad de los pacientes tampoco.



Voto registrado con éxito

Gracias por darnos su opinión

¿Qué te pareció esta noticia?

204 opiniones registradas.

17% Me gusta
14% Me aburre

Copyright © 2019 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana