" />?>

6.9 ºC

13 de diciembre de 2019

Locales

Dar la teta entre mitos: conocerlos para eliminarlos

19/11/2019

A lo largo de las entrevistas que fui llevando adelante con las mamás y sus familias para este espacio, siempre surgieron mitos alrededor de la lactancia y a pesar de ser creencias que solo limitan y son falsas, en algún lugar siempre se siguen escuchando y reiteran y si la mamá no está informada y apoyada lo toma como una verdad absoluta, siendo está perjudicial para su lactancia. Hoy apagaremos algunos mitos, aunque la lista es extensísima e inevitablemente la madre inagurará su flamante rol con alguno de estos seguro...por eso ante más información, más filtros podemos tener a la hora de escucharlos.

Actualmente me estoy formando como asesora de lactancia materna y en el módulo de aspectos culturales, sociológicos y psicológicos relacionados con la misma abarcamos los mitos porque cada vez son más y muchas mamás se sienten abrumadas a la hora de dar la teta entre tanto "consejo". Hay mucho desconocimiento, la lactancia es un tema en que todo el mundo cree saber y eso da el crédito para opinar, olvidándose que las mamás y sus bebés son los protagonistas de este acto que requiere de mucho apoyo, menos palabras y comentarios. El bebé nace con el instinto de buscar y tomar el pecho, pero la mamá lo tiene que aprender y como todo aprendizaje siempre habrá mejores resultados si se da en condiciones adecuadas: amor, respeto, contención y empatía. 

La falta de referencias, las críticas y la mala información durante muchos años son los que propician y hacen que la divulgación de estos mitos sigan vigentes y entorpezcan las lactancias sin importar la edad de nuestros cachorros. 

Acá vamos con la lista, seguramente alguno de estas afirmaciones con tanto énfasis como si fuesen ciertas las han escuchado, por lo menos en algún momento, o en situaciones claves como lo es el establecimiento de la lactancia: los primeros días de nuestros bebés y nuestro nacimiento como madres: 

-La lactancia es dolorosa. Falso. Si en nuestro bebé observamos un agarre correcto al complejo pezón-areola no tiene por qué doler, si está doliendo dar la teta hay algún inconveniente.  Puede resultar cansador por momentos, los primeros tiempos del bebé donde demanda tanto y tan seguido o cuando ya son un poco más grandes, es hermoso si lo elegimos, pero no quita que la experiencia se vuelva agotadora en algunas circunstancias. Pero dar la teta, no debe ni tiene porque que doler.

-No tengo suficiente leche, este también sería uno de los más oídos. Las mujeres producimos  la suficiente cantidad de leche, está producción depende de la demanda del bebé, las tetas tienen la función de amamantar, están diseñadas para eso. A mayor succión del bebé más producción de leche. La producción refleja el apetito del bebe y no la capacidad de producción de la madre. Una mamá que tuvo un embarazo múltiple, por ejemplo mellizos, tendrá la suficiente leche para que los dos bebés puedan alimentarse, por  algo tenemos dos mamas.

-Hasta que me baje la leche el bebé pasa hambre, por lo tanto debo darle mamadera con leche de fórmula para que esto no ocurra. Falso. El calostro, como hemos mencionado en una de las notas, es la leche del recién nacido y por ende cubre todas sus necesidades nutricionales e inmunológicas durando estos días, es la primera vacuna para el bebé.  Este calostro luego se transformara en leche de transición, a partir del tercer o cuarto día y después será leche madura, llegando a partir del octavo o noveno día luego del nacimiento, pero siempre es leche y la tenemos disponible desde que nuestro bebé nace e incluso antes, en el segundo trimestre ya empezamos a producir calostro.

-Mi leche no es de calidad o es aguada. Falso. Ninguna leche es de mala calidad, de hecho hay estudios que demuestran que hasta las mujeres que están mal nutridas pueden producir leche de calidad.

-Este mito también es bastante escuchado, de hecho antes era la recomendación: hay que dar el pecho cada 3 horas y a lo que agregaría 10 minutos de cada teta. La lactancia es a demanda por muchas cuestiones, una de ellas es que para producir leche la mamá y sus hormonas como son la prolactina (encargada de producirla), la oxitocina (la que lleva adelante el reflejo de eyección y destinada a evacuar la leche de la glándula mamaria), y la proteína FIL (factor inhibidor de la lactancia), esta proteína es la que inhibe la producción de la leche si el pecho está muy lleno, deben estar en constante actividad para que el proceso de generar leche materna se lleve adelante. Por lo tanto él bebé al extraer leche también saca esta proteína FIL así deja de inhibir para que vuelva a empezar a producirse. Por eso es tan importante que los pechos se vacíen adecuadamente.Otra de las cuestiones es que el vaciamiento gástrico de leche humana es de aproximadamente 50 minutos, el estómago del recién nacido es muy pequeño y la leche materna se digiere muy rápido. Nuestra cría debe regular las tomas y poner horarios a la lactancia puede llevar a que la misma fracase, ya que es un proceso bien organizado que lo regula el cuerpo de la mamá con sus pechos y hormonas y la succión y apetito del bebé. Además de que la composición de la leche va modificando desde el principio hasta el final de la toma, es un fluido vivo, el bebé debe tomar todas las fases, no se puede cronometrar.

- El tamaño de los pechos: si son pequeños no tendrás suficiente leche y si son grandes puff, tenes la lactancia asegurada.  Falso. La cantidad de leche no depende del tamaño del pecho, el tamaño depende más de la grasa. Es la glándula mamaria  la encargada de la producción de leche. 

-Otro mito extendido es que si la madre debe tomar medicación tiene que dejar de dar la teta. La mayoría de los fármacos son compatibles con la lactancia y en el caso de no serlo se puedan buscar alternativas que lo sean. Existe una página, que ya hemos mencionado, que es de referencia mundial para chequear: www.e-lactancia.org.

-A partir de los 6 meses la lactancia materna es agua y no alimenta. Falso. La leche materna siempre va a ser lo mejor para el niño y de hecho su composición varía según el tiempo adaptándose a sus necesidades.

- Si quedo embarazada debo destetar. La lactancia materna se puede mantener durante el embarazo siempre y cuando no haya riesgos de un parto prematuro.

-Para tener mucha leche hay que comer y tomar mucha agua. Ni la cantidad, ni la calidad de la leche de la mamá depende de la cantidad de comida que ingiera, ni del agua que tome, no hay alimentos para aumentar la producción de leche. La mamá debe tener una dieta sana y equilibrada como todos.

-Y el ultimo,este mito me toca de cerca, ya que llevo casi dos años y medio de teta a demanda, es que amamantar a "niños mayores" (2, 3,4 años) los hace dependientes emocionalmente y no existen evidencias científicas de que esto sea perjudicial. 

Siempre debemos recordarles a las mamás o que ellas mismas siempre lo tengan en cuenta:

  • Tu leche siempre será lo mejor y suficiente para tu bebé, nunca se volverá agua
  • El saber está en la mamá
  • La lactancia es a demanda, olvídate del reloj
  • No tengas miedo de sobrealimentar a tu bebé, la obesidad por lactancia materna no existe

 El éxito de la lactancia no depende solamente de nosotras, si bien es un trabajo en equipo con nuestros bebés, la mamá para contener a su hijo también necesita sentirse valorada, respetada y acompañada.

Para finalizar,velo como todos los días, porque la lactancia se naturalice y que toda la sociedad conozca un poquito más sobre el tema. Todas las evidencias científicas en relación a la lactancia materna siempre nos arrojan beneficios, y cada vez se descubren más. 

Julieta Corridor

julietacorridor@gmail.com





Copyright © 2019 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana