12.8 ºC

27 de septiembre de 2020

Locales

Reforma judicial: Una buena prédica manipulada por intereses políticos

03/08/2020

Pasan los años, cambian los gobiernos, se renuevan las cámaras legislativas, se modifican los mensajes, surge "nueva camada de predicadores", sin embargo no se logra el objetivo: alcanzar la libertad judicial que tanto necesitamos los argentinos. ¿Será que se contrapone a la necesidad de los políticos de turno de contar con una justicia cómplice, lenta y permisiva?

Si esta opinión comenzara a escribirse considerando primeramente el accionar judicial por nuestros pueblos no cambiaría el sentido con respecto a lo que pasa a nivel nacional. Paso a paso en escalones judiciales se observa lo mismo: inoperancia, lentitud, complicidad, desinterés y siempre el dañino y peligroso amiguismo que inculpa a los que no tienen relación con los hechos y absuelve a los corruptos y responsables de que el común de los argentinos dude hasta de su propia sombra.

Estamos necesitando una reforma judicial que sea bien clara como POLÍTICA DE ESTADO, no alentada por intereses sectoriales mezquinos, interesados. Mientras esto no suceda siempre seguiremos atrapados en la telaraña de los poderosos del poder en los distintos eslabones de una cadena que de manera urgente debe cortarse.

No es bueno tener una Justicia adicta. Y es inevitable no verla así cuando los jueces son puestos "disimuladamente a dedo" por un gobierno. No es posible Justicia independiente cuando el juez debe el gran favor al gobierno por haberlo puesto en el cargo.

Hoy es peligroso ese tipo de elección y mañana también lo será.

Hoy porque actuará conforme a los pedidos de quien gobierne el país. Hay mucho por investigar y nos guste o no, debemos saber qué pasó. Los inocentes deben ser declarados inocentes y no es positivo, ni para ellos ni para el pueblo en general que exista un margen de duda sobre esa inocencia.

Tampoco es bueno ni sano para la confiabilidad en la justicia, que se descarten causas por amiguismo sin haberse leído las acusaciones ni tampoco haberse analizado las causas como para saber o poder brindar respuestas fehacientes que indiquen inocencia de los culpables.

No es capricho. No es odio. Tampoco es rencor. Es lo que necesitamos hoy, más aun sabiendo que por estos días comienza a recorrerse el camino para la renovación de la Corte Suprema. Nada más ni nada menos que el Alto Tribunal que hace justicia o dicta Justicia. 

A todo eso hay que sumar que los jueces de la Corte "se van en caso de fallecimiento" o "cuando ellos tienen ganas" porque ha quedado demostrado más de una vez que son inamovibles y eso también hace que la elección sea considerada más importante. 

Es importante también reconocer que mientras no consideremos a la democracia como una forma libre e independiente para el país, siempre caeremos en la incoherencia de predicar una justicia INDEPENDIENTE y practicar una justicia DEPENDIENTE. 

El camino elegido hoy para la renovación de la Corte, no es el camino de la independencia judicial.  Marche un GPS, de lo contrario por los siglos de los siglos Argentina aguardará el accionar libre y desinteresado de uno de los tres Poderes. Nada más, ni nada menos que el Poder Judicial.

jcantero@elfenixdigital.com


Copyright © 2020 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana