12.0 ºC

27 de septiembre de 2020

Notas de opinión

Reunión exclusiva - ¿Habrá resultados extraordinarios?

14/07/2020

Fue un comienzo de semana distinto, especial para la política nacional vista desde el ámbito legislativo, ya que los encuentros virtuales del Jefe de Estado tenían relación también con un diálogo "pre acuerdos", de cara a proyectos pendientes donde el Gobierno Nacional necesita que se aprueben en las cámaras.

La exclusividad del encuentro se dio ya que el Presidente Alberto Fernández aceptó dialogar con los legisladores de Juntos por el Cambio por separado, y sin los otros bloques, en un encuentro virtual en el que la principal fuerza opositora pidió reconstruir la confianza.

No fue una decisión fácil de tomar para el Gobierno, más que nada porque esa exclusividad quizá no fuera bien tomada por el resto de los bloques legislativos, quedando expuesto a una serie de reproches. Así que con ese panorama había que evaluar entro costos y beneficios.

El pase de factura llegó después de este encuentro, en otra charla virtual cuando los bloques legislativos se señalaron como la "oposición de segunda" apuntando a Juntos por el Cambio. No quedaron solo en eso sino que manifestaron: "Da asco lo que hicieron".

De inmediato el Gobierno les pidió disculpas por el conflicto: "Para nosotros son todos de primera". Mientras que la oposición dijo: "Nos consideran de segunda por ser populares"

El mediador entre el pedido de la oposición y el Jefe de Estado fue el Presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa. Había que aceptar, por más enojo que esto haya ocasionado, ya que se necesita el apoyo para la sanción de las leyes que el poder Ejecutivo enviará al Congreso. 

"La crisis requiere sentido común" lo dijo el Presidente del Interbloque de Juntos por el Cambio y de la UCR en el Senado, Luis Naidenoff, quien pidió mayor diálogo y "acuerdos de confianza" para "reconstruir los lazos entre el Gobierno y la oposición".

Cristian Ritondo, titular del bloque PRO en diputados fue el segundo en tomar la palabra. También habló de un vínculo de confianza ante la crisis económica y la pandemia y pidió que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, asista al Congreso. Massa aseguró que irá el 30 de julio y que hay más de dos mil preguntas que los legisladores hicieron. 

El diputado y presidente del radicalismo, Alfredo Cornejo, quien horas antes había dicho que no quería participar junto al bloque del Frente de Izquierda de la reunión, señaló "Venimos barranca abajo", aseguró el legislador y dijo que "se necesita un acuerdo antes y después de la cuarentena". 

El senador, Martín Lousteau, pidió que se evalúe cómo "gastamos mejor porque detrás de todo esto está el Estado" y apoyó la renegociación que encara el Gobierno por la deuda externa. También dijo coincidir con la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco sobre que "hay que pensar en el mañana inmediatamente".

"Somos calentones a veces", dijo Mario Negri quien contó que había hablado con el Presidente en las horas previas y aclaró que se debe ir hacia el consenso. "Respetémonos. Más democracia, más control, como decía el General", fue la frase del diputado que provocó risas y el único momento de distensión.

De parte del Oficialismo habló el jefe de bloque de Senadores, José Mayans, quien tendió puentes al detallar que "a este país lo arreglamos entre todos o no lo arregla nadie. Es un tiempo muy duro el que viene", dijo y recordó la crisis de 2001.

Dijo el Presidente Alberto Fernández "supimos dialogar y escucharnos. Pero no alcanza eso si hay alguien que muere y al otro día me levanto y me atribuyen semejante cosa. La confianza se construye hablando honestamente y no sería honesto si no les digo lo mucho que me dolió eso. Y como dijo Máximo, no todo vale en política, nos duele", fue su pase de factura para la principal fuerza opositora.

Luego el Jefe de Estado señaló: "Yo nunca pasé esos límites, pero quiero pensar en el futuro y ver para adelante, quiero trabajar en un destino en común juntos. Debemos y podemos hacerlo. Como bien dijo Negri, ya tendremos tiempo de debatir y discutir, pero este no es ese tiempo, es tiempo para tener en cuenta el padecimiento de los argentinos".

"No tenemos la necesidad de maltratarnos, injuriarnos, difamarnos y denunciarnos, podemos confrontar dignamente", expresó el Primer Mandatario y recalcó: "valoro el apoyo a la negociación de la deuda".

Alberto Fernández frente a la oposición criticó también el banderazo del 9 de julio y dijo que escuchó muchas voces opositoras que "hablaron de una conducta que atentaba contra la libertad. La libertad no tiene sentido si no hay vida, ustedes saben que abuso a las libertades no hubo", señaló.

En política siempre existe el pase de facturas ante acontecimientos como el registrado, donde el Gobierno, explicó "para nosotros son todos de primera", no obstante ese trato preferencial merece ser considerado. Cómo mínimo los considera principal fuerza opositora, más allá de lo señalado a "la oposición de segunda". 

Al final de todo, este encuentro no fue mucho más que eso: un encuentro entre el Jefe de Estado y los legisladores de Juntos por el Cambio. 

El resultado, positivo o negativo, se verá con el paso del tiempo. Obviamente que deberá analizarse en un plazo que no exceda a 2020. El próximo será "un año político" y los acuerdos logrados en este perderán vigencia.

Esto que sucedió era necesario, más que para lograr acuerdos, para lograr "limar asperezas" que no solo se notaban "de cerca", sino que ya se estaban haciendo muy notorias. Tanto que hacían peligrar el normal funcionamiento legislativo y el trabajo tranquilo del gobierno nacional en su gestión del día a día.

Por último será necesario que los más "díscolos" tengan "cintura política" y se mantengan en sus cabales para evitar "nuevos roces". La actualidad nacional no está fácil de tratar sin la calma política que deben aportar los partidos representados en el Congreso. Al menos de los Partidos mayoritarios. 

jcantero@elfenixdigital.com 


Copyright © 2020 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana