" />?>

13.0 ºC

14 de noviembre de 2019

Política

Vidal: "Nadie puede negar que estuvimos muy cerca del interior"

29/07/2019

El complejo escenario electoral que afronta y las versiones sobre el corte de boleta, en un diálogo con la gobernadora bonaerense que incluyó definiciones sobre el futuro de Juntos por el Cambio, Kicillof y los 28 años del peronismo en la provincia. También, su mirada sobre el impacto electoral de la difícil situación económica.

Por José Giménez y Andrés Lavaselli

Para Agencia Dib


En vistas de cómo está planteado el escenario, ¿siente que tiene el desafío electoral más difícil de todo el oficialismo?

Yo creo que la Argentina y la provincia tienen el desafío más difícil desde la elección de Alfonsín. Porque más allá de las encuestas, el poder lo tienen los bonaerenses el domingo que votan. Por eso es tan importante que vayan a votar a las PASO, el voto más que una obligación es un derecho y una oportunidad.


La encuestas dicen que Macri mide mal en provincia.¿La condición para que usted ganees el corte de boleta?

No, yo creo que la gente va a elegir en función de lo que hicimos cada uno en estos tres años y medio en la provincia. Por lo concreto, no por los discursos ni por las estrategias electorales.


Las PASO adquirieron una significación especial en las últimas semanas? Antes las cuestionaban porque no eran necesarias

Yo creo que cuando pase esta elección tenemos que discutir si las PASO son el mejor sistema, pero hoy no tenemos que desaprovechar la oportunidad de hacer oír nuestra voz, y eso vale para todos los ciudadanos, entonces es bueno que vayan a votar.


En vistas de las últimas declaraciones públicas de CFK sobre usted, ¿cree que tiene algo personal?

No lo sé, pero me parece que los políticos tendríamos que dejar de hablar de nosotros mismos y de los demás. Tenemos que hablarle a los bonaerenses que nos están escuchando, que dudan, que han tenido años difíciles, que a lo mejor tienen miedo de no tener futuro para ellos o para sus hijos. 


¿Kicillof es la cara más presentable del kirchnerismo?

Yo no creo que se trate de nombres y apellidos, creo que lo que hoy está en juego es la elección de un gobierno que con aciertos y errores hace tres años y medio que estamos empujando para que la Provincia se ponga de pie y otro que con distintas caras y distintos nombres gobernó hace 28 años. 


¿Le parece lo mismo Solá que Kicillof, Scioli oRuckauf?

Felipe y Kicillof están en el mismo espacio, al igual que Scioli. Pero más allá de eso, no se trata de lo que los diferencia, sino de su responsabilidad. Todos gobernaron y tomaron decisiones que afectaban a la provincia, tanto del Gobierno nacional como el provincial, y esa es la provincia que legaron, una provincia donde en diciembre de 2015 no había plata ni para pagarle el aguinaldo a 600 mil familias. 


¿Se arrepiente de no haber desdoblado las elecciones?

No, y estoy convencida de la decisión que tomé. Porque creo que lo mejor para los bonaerenses es tener un gobernador y un presidente de un mismo partido político, pero que funcionen como equipo.


Es decir que asume que parte de la política que a Macri lo está complicando ante los bonaerenses fue sostenida por usted.

No hay provincia posible si la Argentina no le va mejor, y a la Argentina no le va a ir mejor si a la provincia no le va mejor. Y la política que no entiende eso y solo viene a la provincia a buscar los votos en cada elección, es la que le ha hecho tanto daño a la provincia.


¿Se lleva bien con los intendentes del PJ?

Con la inmensa mayoría tengo una excelente relación.


¿Le dicen en privado sobre Kicillof lo mismo que dicen en público?

No voy a hablar de mis charlas en privado con los intendentes. Porque si lo que me dicen me lo dicen en privado, corresponde que se mantenga así.


¿Cree que si gana Juntos por el Cambio tiene que seguir ampliándose?

Creo en un Cambiemos lo más amplio posible. Mi único límite es que no compartamos los mismos valores. Yo creo en una Argentina diversa, donde en un mismo espacio político convivan (Martín) Lousteau, Lilita (Carrio), Horacio (Rodríguez Larreta) y el radicalismo.


En ese eventual triunfo, ¿el PRO tendrá aún más protagonismo en el Gobierno, dado su rol casi excluyente en la campaña?

Eso pasa porque ahora estamos en una campaña nacional, y de la provincia y la Ciudad, pero hace pocos meses era Gerardo Morales en Jujuy o Gustavo Valdez en Corrientes. Depende de la campaña, hay gobiernos diversos al interior del PRO.


Nombró a varios radicales: todos desdoblaron menos usted. ¿Eso quiere decir que respaldan menos a Macri?

No, yo creo que eso tiene que ver con una estrategia electoral que incluso (yo soy testigo) fue acordada por el propio Mauricio. El peso electoral de Buenos Aires y la Ciudad no es el mismo que el de las otras provincias. Pero también fue importante mostrar un triunfo en Jujuy y en Corrientes en el marco de una elección desdoblada.


El feminismo la critica por su posición sobre el aborto y las pocas mujeres en el gabinete ¿Qué responde? 

En una tiene razón, y en otra no. Yo ya dije que voy a hacer un gabinete más integrado por mujeres. En la otra yo creo que no porque es una posición que tiene que ver con la convicción personal, que no pretendo imponérsela a ninguno de mis diputados ni funcionarios. Tanto entiendo eso que tengo dos hijas adolescentes que están a favor y en mi casa convivimos en ambas posiciones.


El debate en el Congreso o las charlas con sus hijas, ¿no le hicieron cambiar la posición?

Yo siento que hoy los casos en los que el aborto tiene que estar contemplado que son los casos de riesgo de vida para la madre y la cuestión de la violación ya están de hecho habilitados por un fallo de la Corte y en la provincia se practican.



La economía, el desafío

¿Por qué debería creer la gente que la economía va a mejorar si en estos tres años aumentó la pobreza, el desempleo, la desigualdad y la deuda?

Creo lo que diferencia este esfuerzo de otros tantos es que ahora vale la pena porque esta vez los cambios son para siempre. Hemos construido los cimientos. Ese es el camino de verdad, no encerrarnos como Venezuela y que un día vamos a querer prender la luz y no podamos hacerlo.


¿La opción sería modelo venezolano contra apertura?

Sí, pero no una apertura salvaje, yo tampoco creo en eso. 


Usted plantea que ahora hay que hacer un sacrificio para sentar las bases de una prosperidad sostenible. ¿Ese sacrificio está bien distribuido?

Es una pregunta difícil porque todos los argentinos hicieron un gran esfuerzo. También es cierto que protegimos más a los que menos tienen. Un presupuesto es el mejor reflejo de dónde están tus prioridades: están donde está la plata, y la plata en el Gobierno nacional y en la provincia está en mayor parte destinada a los programas sociales y eso incluye educación y salud.


Ahora la Provincia controla todas las prestadoras eléctricas, ¿qué política va a tener con las tarifas eléctricas de ahora en más?

Creo que el 75% de la tarifa está sincerada, con lo cual no vamos a vivir en una segunda etapa de gobierno grandes aumentos. El mayor esfuerzo ya está hecho. Sí, por supuesto aumentos en razón de la inflación y un poco que queda por el subsidio a la generación.


¿Cuál es su autocrítica?

Mi principal autocrítica es que el conflicto con los gremios docentes se haya extendido tanto el año pasado, porque sé lo valioso que es un día de clases. Así que eso me pesó y voy a tratar de mejorarlo si me vuelven a elegir.


¿Casi al finalizar su gobierno, cuál es su mansaje para el interior?

Lo que nadie niega es que hemos estado muy cerca del interior y del campo en momentos difíciles. Pasó con las inundaciones, con las emergencias agropecuarias, con las exenciones impositivas, con el Banco Provincia. Pero también, pensando en el futuro, con el plan de caminos rurales que ya empezó. Por primera vez la provincia hace caminos rurales y no solo rutas, además de haber hecho más rutas que las dos gestiones anteriores: son 5.500 km que se ven. Y eso se ve, como se ven las obras dentro de las ciudades y eso no es un relato, es un hecho.



La justicia, una pelea que recién comienza

¿Teme que las críticas a la Justicia del presidente de la Corte De Lázzari busquen deslegitimar alguna causa en particular? 

No puedo pensar eso sin ningún elemento más que una declaración. Creo que lo que dijo fue grave y lo dije públicamente. Lo que sí creo que ante una afirmación tan grave corresponde que haya una denuncia.


¿Hubo un saneamiento de la Justicia provincial o aún sigue politizada?

Creo que empezamos un camino y me parece importante que se sostenga. Era impensable una acordada de la Corte obligando a todos los funcionarios judiciales a presentar su declaración jurada de bienes, que se iban a ir jueces, fiscales y defensores en causas que van desde connivencia con el narcotráfico hasta utilizar empleados como personal doméstico o pedir sobornos. Este proceso de saneamiento empezó pero no terminó, pero lo importante es que está en marcha.


¿La afectó ser espiada como se reveló el allanamiento al falso abogado  D"Alessio? 

Estoy en una causa judicial en un largo listado de periodistas y dirigentes políticos que estaban espiados por el Gobierno anterior, que como suele pasar no prosperó. En este caso, al principio me preocupó, pero después no vi nada contundente, nada que demostrara que había sido así. 





























Copyright © 2019 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana