2.8 ºC

26 de junio de 2019

Policiales

¿De qué hablamos… cuando hablamos de abuso sexual infantil?

17/12/2018

Con motivo de los últimos acontecimientos que son de público conocimiento, la Comisaría de la Mujer y la Familia de B. Juárez emitió el siguiente comunicado:

El tema que hoy en día resulta preocupante y que se ha mediatizado en las últimas horas bajo el reclamo colectivo "MIRA COMO NOS PONEMOS" por parte del Colectivo Actrices Argentinas a raíz de la denuncia pública y Judicial que realizo la actriz Thelma Fardin al actor Juan Darthes; tema que amerita un párrafo aparte con el sentido de que todos sepamos que es el ABUSO SEXUAL DE NIÑAS Y NIÑOS, y es, nada más ni nada menos que la participación de menores en una actividad sexual que NO comprenden y para la cual NO pueden dar consentimiento. Esto sería el contacto genital entre un adulto que manipula, engaña o fuerza a un niño o niña a tener comportamientos sexuales. 

Un acto sexual con un menor es siempre un abuso, aunque NO es igual a violación. Este último es un acto de acceso carnal dado a través de la fuerza e intimidación de la víctima. En el Abuso Sexual Infantil raramente se utiliza la fuerza física para lograr el contacto con el niño, que a su vez no ocurre en forma aislada o accidental.

La agresión sexual es el PEOR de los maltratos infantiles y las consecuencias son horrorosas, entre otras cuestiones por los efectos psicológicos potencialmente devastadores que origina. El abuso sexual deja una huella psíquica en cada víctima.

El Abusador en la gran mayoría de casos NO presenta ninguna enfermedad mental, NO es un enfermo, es un ser con características psicopáticas y perversas que comprende perfectamente, y goza cosificando y utilizando, para satisfacerse, a los demás.

Lo más lamentable de todas las historias de abuso sexual infantil es que los abusadores son generalmente personas de la familia o conocidas por las víctimas, por lo que se aprecia que hay un notorio predominio del abuso crónico en relación con el episodio único.

En muchos casos la denuncia no se realiza hasta que el abuso haya sido larga y dolorosamente repetido o cuando ya existen consecuencias graves, como infecciones de transmisión sexual, embarazos en niñas o severas alteraciones conductuales y anímicas.

Asimismo podemos decir que se pueden presentar cinco fases:

EL SECRETO: ningún niño/a esta preparado/a para ser abusada por un adulto en el cual confía y espera protección y cariño. El abusador presiona a la víctima para que guarde este secreto mediante la manipulación, las amenazas y mediante la generación de sentimientos de culpabilidad. 

EL DESAMPARO: desde las casas inculcamos a los niños/as a ser cariñosos y amables con los adultos de la familia con lo que incrementa el riesgo de desprotección. 

EL ENTRAMPAMIENTO Y LA ACOMODACIÓN: las victimas sienten la responsabilidad de mantener a su familia o su entorno unida/o. Como el abuso suele repetirse la única opción que le queda es aprender a aceptar la situación y sobrevivir, adaptarse a la situación abusiva como método de supervivencia y así sobrellevar la situación en soledad y con mucha vergüenza.

LA REVELACIÓN TARDÍA Y POCO CONVINCENTE: un número importante de casos nunca es revelado, otros al llegar a la adolescencia pueden contarlo. Cuando lo hacen se enfrentan a la incredulidad, se lo cuestiona, se presume que la historia es inventada.

LA RETRACTACIÓN: por encima del enojo aparece la culpa y la responsabilidad de preservar a su familia o el entorno. Descubre además que los miedos y las amenazas de mantener todo en secreto son ciertas. Las victimas cargan con la responsabilidad de preservar o destruir la familia o el entorno y opta por retractarse.

Para cerrar esta apreciación el abuso sexual infantil en la infancia y en la adolescencia genera un desmantelamiento y una detonación psíquica, una catástrofe en la vida de la víctima que la padece. También es muy importante decir que no importa el tiempo que haya transcurrido de ocurrido el delito y que el "escrache" publico no equivale a la denuncia, es necesario radicar la denuncia correspondiente y que para ello podes estar acompañado/a de una persona de tu confianza, la cual puede acompañarte en cada paso del proceso y solicitar que seas recibido/a por un profesional policial de tu confianza.

Por toda esta información brindada para que conozcamos y reconozcamos "De que hablamos? Cuando hablamos de abuso sexual infantil…." Desde la Comisaria de la Mujer y Familia de Benito Juarez…. Te decimos: no tengas miedo!!!! No te calles!!! YO TE CREO – MIRA COMO NOS PONEMOS – NO ES NO – CON LOS CHICOS NO!  Podes acercarte las 24 Hs. Del día los 365 días del año a Güemes Nº 6  o comunicarte al Telefono (02281)15-632379  - llamada telefónica, mensajes de texto, whatssap -  también podes hacerlo en forma gratuita al 101 (Central de Emergencias Policiales).


¿Qué te pareció esta noticia?

301 opiniones registradas.

27% Me gusta
14% Me aburre

Copyright © 2019 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana