6.4 ºC

24 de agosto de 2019

Locales

Los Archivos de "El Fénix": Cómicas Policiales

18/06/2019

Por Ramiro Álvarez

FOTO: Caras y Caretas, del 16-2-1901, donde aparece el caso de los niños de Juárez

En la entrega anterior mencionamos al final las "policiales" de "El Fénix". Dentro de la "Sección Noticiosa" del periódico, casi siempre se encontraba el apartado "Policiales". Como decíamos, en algunos casos las historias se tornan tragicómicas. Vale aclarar que se transcriben las noticias respetando la ortografía de la publicación original.


Preso por un puntapié

A las pasiones políticas o las disputas personales por el "honor" o el "respeto", generalmente inflamadas por bebidas espirituosas, era común dirimirlas con las armas. Naturalmente, aquellos que los practicaban marchaban presos por haber herido a otra persona en una rencilla, pero raro sería que lo lleven preso a uno por dar un puntapié.


"El jueves a las 4pm. en la fonda de Fermín Aróstegui, de la localidad, el sugeto Martin Larrazabal le dió un puntapié á Domingo Arambrax, produciéndole una contusión de carácter leve en la pierna izquierda. Larrazábal se halla detenido a disposición del Juzgado de Paz." (5/8/1900)


A latigazo limpio

A veces, en el apuro por defenderse (o atacar), había que improvisar con lo que se tenía a mano. ¿Habrá sido cochero el hombre, que usó un látigo?

"LESIONES - El día cuatro del actual siendo las 6y30 pm., en el Hotel 20 de Setiembre, fue lesionado en la cabeza con el cabo de un látigo Leonardo Reyes por Eulogio Alvarez que se encuentra detenido á disposición del Juzgado de Paz. La policía instruye el sumario respectivo." (7/10/1900)


Como para darle caramelos de vuelto a Don González

Como esta historia es larga, dejemos que se cuente sola.

"El incidente sangriento de "El Balde" - El señor Esteban W. Fernández, administrador del establecimiento "El Balde" del Sr. R. Bunge, tomó á su servicio á Enrique Gonzalez para trabajar en los galpones. Once días estuvo en el establecimiento, al término de los cuales pidió se le arreglaran sus cuentas, pretestando que quería ausentarse para otro partido. El Sr. Fernandez inmediatamente así lo hizo, dándole un giro por el importe de sus salarios para una casa de comercio próxima, que es donde se acostumbra á abonar los pequeños gastos ocasionados por el establecimiento. Gonzalez se despidió, alejándose enseguida. Más tarde, encontrándose el referido señor Fernandez en la cocina con algunos otros empleados, vé llegar áGonzalez y sopone que en la casa de comercio no le hubiesen abonado el giro por falta de cambio (...) a lo que se encaminó al escritorio donde recordó que guardaba lo suficiente para el abono. Estando allí, se le presentó Gonzalez sin llamar previamente y al verlo le preguntó si le habían abona el vale, á lo que éste contestó en tono agresivo y pronunciando una interjección, que nó y agregando: "Vds. tienen el deber de tener cambio para pagar á los peones". Seguidamente Gonzalez asestó al Sr. Fernandez un golpe en el hombro con el cabo del rebenque que llevaba; y trás ese, otro golpe en la cabeza que lo derribó. El agredido, ante tan inusitada actitud y aún aturdido por el golpe, sacó su revolver, pero no pudo levantar el brazo a casusa del primer golpe por lo que hizo un disparo con el propósito de pedir auxilio. En ese instante, Gonzalez desnudó un largo facón tomándose con Fernandez a brazo partido; y en un supremo esfuerzo éste levantó el brazo y descargó nuevamente el arma sobre aquél yendo el proyectil á incrustarse en la parte frontal, de resultas de cuya herida falleció horas después." (18/10/1900)


Los niños que matan 

Parece un titular de las famosas placas rojas de Crónica, ¿verdad? Así tituló la revista Caras y Caretas un artículo que se hacía eco de dos sucesos ocurridos en Juárez, protagonizado por niños. A continuación reproducimos una de las noticias aparecidas en El Fénix:


"MUERTE CASUAL ? El día 13 del corriente a las 7pm. en la casa de Pascual Cisneros, cuartel 10º de este Partido, fue muerto de un tiro de revólver el menor de ocho años Hilario Rodriguez por el menor de once ó doce años Manuel Reyes. Este fué á sacar una pelota del cajon de la mesa para jugar y como viera el revólver lo sacó, martillándolo, en la creéncia que estuviera descargado; pero tenía una bala y al martillar nuevamente salió el tiro y fue á herir al espresado Hilario Rodriguez en la región frontal derecha, saliendo la bala por la región occipital, produciéndole la muerte inmediata. Manuel Reyes ha sido detenido. La policía local instruye el sumario de práctica y en oportunidad será remitido al señor Juez del Crimen del Departamento del Sud." (17/1/1901)


El otro caso, referido también en el pequeño artículo con las fotografías de los niños de Caras y Caretas al que hacíamos referencia, se describe de esta manera:


"El otro homicida es Antonio Vázquez, de 9 años de edad, quien imprudentemente hirió con una piedra en la cabeza á una pobre mujer que atravesaba un campo y que él no había visto. El muchacho andaba en las afueras del pueblo apedreando los pájaros y en su entusiasmo no tuvo la prudencia de observar las consecuencias que podía tener su acción. De repente oyó un grito y corrió  ver lo que ocurría, encontrándose con una mujer que agonizaba. La piedra había alcanzado en la región temporal izquierda y le había arrebatado la vida. El niño, inconsciente de sus responsabilidades, refirió á sus padres el hecho, y éstos se apresuraron á dar cuenta á las autoridades." (Caras y Caretas, 16/2/1901, Nº124, p.41)


Este tipo de casos, más resonantes que una simple pelea de boliche, llegaban a los medios nacionales, muchas veces, vale decirlo, deformados. Si despejamos las bromas y analizamos seriamente el tratamiento que hace la prensa de algunos casos, podríamos considerar que no mucho ha cambiado y que la espectacularidad de los hechos muchas veces gana terreno en las páginas noticiosas. 

Pero no sólo la prensa, sino también la justicia, la circulación de la información y varios aspectos de la sociedad, pueden ser estudiados a la luz de pequeñas noticias y, siendo ubicados en tiempo y espacio, comparar los resultados de nuestras apreciaciones con los hechos de nuestra sociedad actual. Le dejo tarea para el hogar.

Por lo pronto, prometemos más "Cómicas Policiales".


Ilustración: José María Iarussi



Voto registrado con éxito

Gracias por darnos su opinión

¿Qué te pareció esta noticia?

86 opiniones registradas.

17% Me gusta
18% Me aburre

Copyright © 2019 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana