8.3 ºC

31 de mayo de 2020

Locales

Ayuda espiritual y social en tiempos de cuarentena

06/04/2020

"Dios ha de querer que no le falte nada a nadie" anhela el cura Juan Angel Del Giorgio en charla con El Fénix. El párroco hizo una recorrida de la problemática que acarreó la cuarentena en los sectores más humildes de la sociedad juarense.

Uno de los efectos no deseados de la cuarentena es, como todos saben, la brusca interrupción de la actividad económica, sobre todo para aquellos sectores de limitados recursos como son los trabajadores y trabajadoras por día, por hora, pequeños emprendimientos y negocios que han visto mermado sus ingresos desde el primer día, en muchos casos el único ingreso familiar. Esto ha motivado el aumento de la ayuda social oficial y también al surgimiento de varias muestras de solidaridad vecinal que, en la forma de elaboración de viandas ayudan a vecinos que no la están pasando nada bien.

Uno de las instituciones que desde siempre ha venido ayudando con alimento, vestimenta y otros elementos es la Iglesia. Sabedores que unos de sus brazos más conocidos es Cáritas, entrevistamos al párroco Juan Ángel del Giorgio para que nos pintara un cuadro de situación.

"Esto nos ha desestructurado. Cada día tenemos novedades y tratamos de responder en la medida que podemos". Agrega que es el momento justo para que todas las instituciones trabajen en red que es lo que viene promocionando desde siempre Cáritas "trabajando en red podemos ser más eficientes".

En el mismo sentido, adelantó que el mismo teléfono que se usa para tomar las intenciones de la misa, ahora lo incorporaron para que la gente se dirija si necesita algo de Cáritas (alimentos, ropa etc).


".,.Ayudamos a las familias a crecer no que queden ligadas al asistencialismo.."

Tocamos el tema asistencia alimentaria y recordaba que en algún momento y en otra charla que habíamos tenido anterior, destacaba la ayuda que se podía dar a numerosas familias. En esa dirección indicó que Cáritas es muy cuidadoso de atender a las familias, pero haciéndolas crecer, no que queden ligadas a un asistencialismo "por eso cruzamos información con otros organismos que atiende" dice y agrega que atendían alrededor de 85 familias, pero a principios del año en curso conversando con ellas, veinte dijeron está aquí nos han ayudado y quedaron 65 que significan unas 285 personas, la mayoría niños "nos estamos abocando a ellos"

Siempre en tema, agrega que otra franja etaria a la que están brindando ayuda a los 37 abuelos de las Casitas de la Virgen con un equipo de personas que todas las semanas los visitan y los acompañan. Ahora lo estamos haciendo por teléfono diariamente.

Volviendo a la ayuda, Juan Angel reitera que se puso un teléfono a disposición para aquellos casos que se puedan estar escapando, dado que hay mucha gente que ha vivido siempre de su esfuerzo y cuando se queda sin trabajo no sabe cómo reaccionar "no están acostumbrados a pedir. Hay como una cierta vergüenza y entonces el teléfono a ser como una manera discreta de pedir ayuda y nosotros atento a lo que haga falta" dijo y remarca "Dios a de querer que nunca le falta nada a nadie en Juárez"


En las capillas barriales

Sobre la repercusión de la problemática en las capillas barriales, el párroco indica que se hacen las consultas a los responsables vía telefónica "ahí tenemos la información del sector. No nos han comunicado cosas graves y que se está atendiendo la emergencia, eso sí"

Reconoce asimismo que una de las características de los vecinos de Juárez es dar respuesta "cuando las papas queman". Hay un grupo grande de gente atenta, afirma.

Finalmente destaca que las misas "virtuales" se celebran todos los días a la 08:00 por medios radiales y en cuanto a los responsos el servicio se hace en la entrada al cementerio por tratarse del lugar más abierto. Respecto a la concurrencia al Hospital para visitar a los enfermos, lo hace luego de ser ataviado correctamente por las enfermeras en prevención (bata, guantes y barbijo).

Por último, menciona que los ancianos son el grupo más vulnerable y "si no hacemos una barrera humana para que el virus no llegue, si llegara puede ser muy dramático. Por eso le pedimos a Dios que nos ayude, nos fortalezca y nos ilumine, especialmente cuidando a los ancianos y a los grupos de riesgo" concluyo el párroco, no sin antes agregar que el teléfono para solicitar ayuda de todo tipo, de lunes a viernes y de 10 a 12, es el 45-2996 (fijo) o al celular 2281-662140 pertenecientes a la familia Tornabene-Quiñones. 


jcdelossantos@elfenixdigital.com




Copyright © 2020 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana