11.4 ºC

22 de octubre de 2020

Locales

Claromecó - Quedó una dotación como guardia de cenizas

23/09/2020

El Jefe de Bomberos de Claromecó, Comandante Roberto Bancur, en una nueva comunicación durante las primeras horas de la tarde, nos definió la tarea realizada como "un arduo trabajo" que demandó muchas horas con gran desgaste. También se contó con el trabajo de maquinarias. Hay partes impenetrables y ese es el peligro en caso de intensificarse el viento.

El Jefe dijo a El Fénix "el trabajo de ayer fue arduo y complicado. Desde las 10,30 de la mañana (del martes) que se declaró el incendio, más o menos, hasta las 21 horas realizamos el trabajo más fuerte", afirmó.

Continuó su relato señalando "trabajaron en el incendio, 12 dotaciones de bomberos, lo que da una aproximación a 100 hombres trabajando en el lugar, más el apoyo de maquinarias de la municipalidad, de servicios urbanos y de la comunidad que trabajaron para hacer cortafuegos y también toda la maquinaria que estaba afectada al trabajo en el vivero", contó.

Más adelante afirmó que "el día fue complicado. Por el viento, porque estaba muy fuerte del norte y eso generó que el fuego crezca con rapidez, pero también nos dio una mano para llevarlo hacia el sector de médanos, donde nosotros pudimos trabajar arrinconándolo ahí, dentro de un predio de bosques de monte de acacia, pasto cortadera y algún monte de pinos que ya había sido quemado y tenía restos de otros incendios", nos contó el Jefe Bancur.

Se alegró porque "lo pudimos mantener en ese sector donde se quemaron aproximadamente 300 hectáreas y hoy el día amaneció distinto".

Bancur expresó que "la noche estuvo tranquila, sin viento y fresca. Todos los focos que se activaron. Tuvimos tiempo de desplegar líneas o llegar con mochilas. Se complicó un poco por el cansancio de la gente, pero se pudo manejar". Continuó su relato contando que "a partir de las 6 de la mañana, se hizo el relevo, y se trabaja en la Estación Forestal con una sola dotación con 6 u 8 bomberos que están manteniendo el control sobre que lo que se prenda pueda ser controlado de inmediato".

Aclaró que "todavía no podemos decir que está apagado. Para lograr que se apague necesitamos tiempo y un poco de ayuda: que llueva. El sector es muy amplio. Eso nos complica bastante llegar hasta los focos de fuego. Es un monte bastante impenetrable y de mucha cantidad de ramas y arbustos".

Por último, el Jefe Roberto Bancur expresó "por el momento hay gente trabajando allí, cuidando, haciendo guardia y muy atentos por cualquier variación de viento o cualquier imprevisto que surja".

Mirando el cielo se ve celeste, con apenas unas pocas nubes que la única amenaza que lanzan es empalidecer el sol. Y el Servicio Meteorológico Nacional para la zona de Claromecó señala 0% posibilidad de lluvia.

Seguir cuidando y aguardando que se apague sin reavivarse, es la idea que mantiene a una dotación de Bomberos de Claromecó en el Vivero de la localidad balnearia.

Fotos gentileza Daniela Angerami


jcantero@elfenixdigital.com


Copyright © 2020 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana