6.5 ºC

24 de mayo de 2019

Locales

Con la pampa en los ojos

17/04/2019

El otoño amarilleó el paisaje. El sol mantiene alejada la idea de ese invierno crudo que tarde o temprano llegará por estos lares. Es martes cerca del mediodía. Los sonidos de la naturaleza son pequeñas melodías en ese Tedín Uriburu que sigue respetando el silencio como catedral para la paz y la tranquilidad.

A pocos kilómetros de allí, 15 exactamente, en un campo, vive desde hace 20 años, Graciela Marini, delegada Municipal de esa localidad del partido de Benito Juárez. "Yo siempre estoy dando vueltas por aquí, incluso sábados y domingos para saber qué debo hacer el lunes. No puedo estar sin venir a Tedín porque es parte de mi vida" dice tranquila, mientras observa desde la puerta de la delegación la plaza cuyos colores se funden con el resto de ese universo de horizontes y cielos limpios.

Respecto a su trabajo como delegada comentó que "me encanta lo que hago. Realizo las tareas con muchas ganas y no hay nada que no me corresponda. Vos mismo verás cómo está Tedín y es también porque la gente acompaña mucho para cuidar el pueblo".

¿La vorágine de los tiempos modernos le ha quitado tranquilidad al lugar?

GM: A mí me encanta vivir en el campo y la verdad es que aquí sigue habiendo tranquilidad. Siempre digo que Tedín es un campo grande donde nos conocemos todos y siempre estamos juntos para trabajar en el lugar que se necesite. Por ejemplo ahora estamos trabajando para la fiesta del primero de mayo.

¿Qué están preparando para ese día?

GM: La fiesta comienza a la mañana con fútbol agrario, luego estará la procesión. Después será hora del almuerzo en la carpa que se armará y a la tarde la prueba de riendas en el campo que tenemos para tal fin detrás de la delegación. La entrada al almuerzo saldrá trescientos pesos para mayores y 150 para menores. Después el resto de las actividades y el baile es de entrada libre y gratuita.

 

Tedín Uriburu

Actualmente la localidad tiene 139 habitantes en lo que es el casco sin contar el resto de la gente que vive en el cuartel VI. Hay una escuela en impecable estado donde hay Jardín, escuela primaria y secundaria. "Las combis salen todos los días y funcionan muy bien.

Respecto a la posibilidad de un efecto de éxodo de las ciudades hacia poblados pequeños, como ocurrió con Gardey en el partido de Tandil, donde la gente busca paz y alejarse de los ruidos de la urbanidad, comentó que "si. Por ejemplo tenemos un matrimonio de jubilados que eran de Buenos Aires, que venía siempre para la fiesta del primero de mayo y vendieron su casa en la capital y están radicados aquí. Y hay otra gente que ha comprado casa, que es de Buenos Aires y que viene cuatro o cinco veces al año a cazar" e inmediatamente dice "no sé si la palabra es cazar específicamente, yo creo que vienen a descansar, a comerse un asado con la familia, traer los nietos".

Por otra parte señaló que "tenemos la laguna que atrae mucha gente a pescar, incluso días de semana. Además la que está sobre el camino, laguna "El chifle" es gratis. La gente que le gusta salir y pasar un día diferente se llega hasta el lugar y la pasa bien. Vienen muchas familias con el mate, el asadito para pasar un día en la laguna".

Graciela Marini conoce a todos los habitantes. "Es una familia grande. Por aquí por la delegación pasan para hacer las guías, pagar impuestos, la salida de combis para Juárez o viene al lado a la salita de primeros auxilios que cuenta con ambulancia" y reitera "cuando hay una fiesta en el Club para ayudar a una institución u otra cuestión vamos todos para colaborar".

Graciela Marini dice que "me faltan tres años para jubilarme y siempre digo que cuando no trabaje más vendré a poner algo en Tedín, no sé qué pero para seguir en contacto con este lugar". Hay un amor por ese pequeño poblado, que le sale por los poros y se cuela en sus palabras cargadas de sentimiento. "Los domingos limpio en mi casa y a la tarde ya estoy pensando en venir. Miró como está el basurero. Me gusta mucho juntar la basura o cualquier otro trabajo que hago con mucha alegría para que Tedín esté bien. Además tengo un muy buen equipo de trabajo que me ayuda mucho".

¿Es difícil ser jefe?

GM: A veces sí. Cuando decís todo sí está todo bien, pero el día que decís no es tan fácil. Pero trato de buscarle la vuelta, ellos me conocen a mí, yo a ellos, así que todo tiene solución. Por ejemplo antes teníamos una fotocopiadora que el municipio alquilaba y propuse comprarla. Así que los alumnos pueden venir y sacar fotocopias, tenemos una anilladora, una plastificadora. Es un servicio más para los chicos de la escuela. Tenemos internet también.

Antes de irme, Graciela me invita a recorrer la delegación, la salita de primeros auxilios, los galpones para guardar los vehículos. Se siente orgullosa de mostrarlos porque con su equipo de trabajo han logrado mantenerlos y mejorarlos.  

Después, antes de despedirse me señala con la mano el campo donde se realizará la prueba de riendas que parece una pizarra verde. Me cuenta que pintarán los tambores celestes y blancos como el los palos para la jineteada. Antes de despedirse, vuelve a mirar la plaza frente a la delegación. Uno no puede dejar de admirar que en esa pequeña gran mujer la inmensidad de la pampa se quedó a vivir en sus ojos y enamoró su espíritu.

 jmiarussi@elfenixdigital.com

¿Qué te pareció esta noticia?

177 opiniones registradas.

24% Me gusta
11% Me aburre

Copyright © 2019 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana