13.0 ºC

7 de junio de 2020

Locales

Covid19 - Aislamiento Social: La irresponsabilidad no tiene límites

21/03/2020

Estamos transitando las primeras 48 horas del aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno Nacional, ante esta Pandemia que pone en jaque y a prueba a todos los sistemas que manejan el mundo.

Algunos de esos sistemas están desarrollando una tarea extremadamente difícil por los obstáculos a los que se debe enfrentar. Aun así, parece que van encontrando el camino correcto, o al menos el más acertado para lograr el resultado deseado. Este sistema, según esta opinión es el sistema de salud.

Los profesionales de la salud de China están trabajando sin descanso intentando descubrir varias cosas en relación con el COVID19 y poder neutralizar con el paso de las horas, su poderío. Están logrando avanzar en esta difícil tarea. No es -en este caso- hallar una vacuna, sino descubrir cuál es la forma de ataque al organismo que provoca el "invasor".

Ese descubrimiento permite trabajar, a los profesionales de la salud, en lo que podríamos llamar "medicina alternativa", ya que, al no poder eliminar al virus con una vacuna, se intenta minimizar su accionar y esto se logra con otro tipo de tarea médica.

Lo dicho es positivo para esta tarea que se realiza sin detenernos en el tiempo. Mientras unos descansamos, otros siguen trabajando para alcanzar el éxito.

No hay fronteras para los científicos, especialistas, médicos, etc., todos aportan a su manera para lograr lo que "la mayoría" desea y que, a pesar de eso, beneficiará a toda la humanidad.

¿Por qué esa frase "la mayoría"? Simple respuesta. Mientras unos deseamos que se alcance el éxito ante el COVID19, otros actúan de manera irresponsable, inconsciente casi como deseando su propagación. Desafían a cada una de las medidas tomadas para beneficiarnos a todos.

Juárez no es la excepción a nada de lo dicho anteriormente.

Los profesionales de la salud están trabajando casi en forma permanente. Lo hacen desde sus lugares de trabajo y también desde sus hogares compartiendo y distribuyendo medidas preventivas, que nos beneficien a todos.

También, dentro del grupo que debe cuidarnos existe cierta lentitud en la reacción y en la toma de conciencia que, más allá del nerviosismo o exageración, de llamados por supuestas personas de riesgo, no siempre se actúa con rapidez. En tareas preventivas siempre es mejor acudir a un llamado sin que sea necesario, antes que lamentar un caso extremo por no reaccionar a tiempo.

Hay conocimiento de avisos que no han sido atendidos con la seriedad que el tema demanda. Esto ha quedado en evidencia al insistir llamando a otros teléfonos que, de inmediato, brindaron respuesta actuando en consecuencia. La solución llega, pero existe un tiempo perdido que puede ser muy valioso a la hora de alcanzar un resultado. Sea positivo o negativo. Depende con la celeridad que se actuó.

Hicimos un recorrido por la ciudad, por los barrios y zona céntrica. Se nota que "algo pasa" porque el movimiento vehicular y de gente no es el mismo. Es notable que "la mayoría" obedece, pero es tarea de quienes nos deben cuidar, aumentar el número de esa mayoría.

Y cuando se señala "quienes nos deben cuidar", se hace referencia también a quienes no deben ser tibios a la hora de decidir acciones o reacciones, frente a los negligentes e irresponsables, que están a la orden del día y poco menos que desafiantes a todo.

Parece que quisieran medir fuerzas con los controles que nos cuidan, desconociendo o minimizando el poder del COVID19. Una estupidez humana de gente que no piensa que está perjudicándose y también poniendo en riesgo su propia familia, de última a sus amistades.

La Agencia Oficial TELAM habla de más de 3200 detenidos por violar el aislamiento social. ¿Está bien que sea así? No. Porque no debería haber un solo detenido. Estamos enfrentando un hecho extraordinario, donde la principal vacuna es la prevención.

Italia, España, entre otros han reaccionado de manera tardía ante el avance del COVID19. Argentina tomó nota de eso y de manera acertada, con muchos menos casos de riesgo y con muchas menos muertes a causa del virus, tomó una decisión fuerte, extrema y consensuada entre autoridades de gobiernos y profesionales de la salud.

Es por nuestro bien. Por el bien de todos y no solo de esa mayoría que se menciona en esta nota. También se verá beneficiada esa pequeña minoría de soberbios e irresponsables que se creen superpoderosos desafiando inconscientemente a un enemigo poderoso, mortal e invisible, como lo es el COVID19.

 

jcantero@elfenixdigital.com 

Copyright © 2020 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana