8.3 ºC

16 de noviembre de 2018

Deportes

Atlas 3 - Centro Español 2. "Maxi"-ma emoción!. Tercer triunfo consecutivo para los de Retamar

21/02/2012

Sinceramente hoy (por el sábado) vi un partido digno de hacer una película. O por lo menos un cuento. Por donde se lo mire fue emocionante. Desde los desastres de Sabini, hasta las idas y vueltas que tuvo el partido. Todo parecía premeditado por el destino, e incursionado hacia un final inamovible.

Sinceramente hoy (por el sábado) vi un partido digno de hacer una película. O por lo menos un cuento. Por donde se lo mire fue emocionante. Desde los desastres de Sabini, hasta las idas y vueltas que tuvo el partido. Todo parecía premeditado por el destino, e incursionado hacia un final inamovible.
Desde el arranque del partido, los jugadores de Atlas hacían a la perfección lo que les había pedido su Director Técnico: presionaban en campo contrario y obligaban a Centro Español a tener que jugar un pelotazo largo, dividiendo la pelota y perdiendo claridad. Durante los primeros 20 minutos, el plan salió a la perfección. Pero inesperadamente, Centro Español metía una contra con un pelotazo largo… no pudo cortar Vallejos cerca de la mitad de la cancha, ni tampoco Enrique haciendo la diagonal de derecha hacia el medio, y Jonatan Herrera ponía el 1-0 para el visitante, a pesar de los intentos de Ponzio en desviar el balón. La sensación que quedaba en el aire, luego del gol de Centro Español, era de injusticia. No había hecho méritos el equipo visitante para estar ganándole a Atlas y esto lo sentían los propios jugadores del marrón también.
Inmediatamente, César Rodríguez iba a sentar en el banco de suplentes, mostrando que no podía seguir en la cancha ni un minuto más. En su lugar ingresó, sin poder realizar una entrada en calor como corresponde, Emiliano Núñez, quién se ubicó como carrilero por izquierda y pasó Oroná a moverse como enganche. El gol había generado incertidumbre en los jugadores de Atlas y se empezaban a notar imprecisiones, además de tener un claro problema: Atlas no sabía que hacer con la pelota. Cuando la tenía, Centro Español achicaba los espacios y presionaba a los posibles receptores, obligando a Atlas a equivocaciones o a buscar el pelotazo. Tuvo la chance del gol Julio Gauna, de media vuelta, pero el remate se fue apenas desviado. Se terminaba la primera etapa, y Atlas no había sido capaz de encontrarle la vuelta a la ardua defensa visitante, por eso, se iba perdiendo por 1-0 al vestuario.
Apenas arrancada la segunda etapa, Jonatan Herrera se zambulló dentro del área de Atlas; y Sabini, como siempre, inventó un penal y amonestó a Vallejos. Cambió penal por gol el mismo Herrera y todo parecía negro en el futuro de Atlas dentro del partido. Dos minutos después, es derribado Julio Gauna en el área contraria y Sabini, para compensar, cobró nuevamente penal. Dos penales en dos minutos. Esta vez Maximiliano Torres cambió el penal por gol y puso el 1-2, dándole esperanza a la gente del marrón. A partir de entonces, Centro Español se dedicó a aguantar el resultado, cosa que luego le costó caro. Atlas se adueñó de la mitad de la cancha, mejoró Oroná, también lo hizo Ugarriza e ingresó Leguiza para formar un tridente ofensivo y se retiró Gonzalo Romero. Atlas pasaba a jugar 3-4-3, siendo Enrique el volante por derecha, lugar que antes ocupaba Romero.
Luego de tantos intentos, Abel Oroná desbordó por la izquierda y le puso el centro en la cabeza de Maxi Torres quien, sin tener que saltar, puso el cabezazo al lado del palo e igualó las cosas. A partir de que Atlas empató las cosas, Centro Español se desesperó por salir del fondo e intentar superar nuevamente al adversario. En la desesperación, Lucas Ponfil, golpeaba con el codo a Abel Oroná y se iba a los vestuarios luego de que Sabini le mostrara la roja. La primera que acertaba Sabini… iban 40 minutos del segundo tiempo.
A los 46 un centro intrascendente caía en el área de González. Cuando la pelota ya estaba lejos de su arco, González golpeaba con su puño a Totó Leguiza en la cara, cuando el delantero del marrón se encontraba tirado en el piso. Un acto de irresponsabilidad imperdonable. Si yo soy técnico, ese pibe no ataja más, por más malo que sea el arquero suplente.
Penal para Atlas y roja para González. Centro Español, sin cambios disponible, tenía que utilizar un jugador de campo como arquero. Y que éste busque el milagro de atajar el penal, hecho que ya ha sucedido varias veces. Me temblaban las piernas cuando Núñez se hizo cargo del penal. Pero según él, a él no. Estaba decidido. Arriba a la izquierda del arquero definió el volante del marrón y puso el definitivo y hasta impensado 3-2 final.
Enorme triunfo del equipo de Atlas, quién supo levantarse de un 0-2 con mucha garra y convicción en su identidad futbolística. Tercer triunfo consecutivo. 10 puntos obtenidos de 12 en juego. Si no fuese porque Juventud Unida nos hubiese empatado en el último minuto, hoy Atlas tendría 12 puntos sobre 12 jugados. La semana que viene el marrón visitará a Victoriano Arenas en busca de su cuarto triunfo consecutivo, buscando así reducir la distancia que los aleja de los equipos punteros. (Federico Retamal para atlasmarrón.com.ar)

Copyright © 2018 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana