13.3 ºC

20 de octubre de 2017

Locales

El Taller Protegido amplía la formación laboral de sus concurrentes

23/09/2017

Con la implementación de los talleres de Herrería y Carpintería, la institución fortalece unos de sus objetivos principales: el autoabastecimiento de la persona a través del trabajo.

Reportaje

En diálogo con "El Fénix", Laura Loguercio de la Asociación Civil "Taller Protegido", se refirió a las distintas actividades que la entidad está llevando adelante con el objeto de mejorar la calidad de vida y promover la independencia de sus concurrentes. En este contexto, informó que este año están siendo implementados talleres de Armado de Artesanías y Cocina, más los cursos de Herrería y Carpintería recientemente incorporados a su oferta formativa en un nuevo salón de trabajo construido a tal fin. En estos talleres, los alumnos trabajan en la reparación de muebles, pintura y restauración en general a demanda de la comunidad.

Actualmente, el Taller Protegido cuenta con una matrícula de 22 concurrentes, más dos alumnos pasantes de la Escuela Especial Nº 501. Junto a ellos, la institución pretende reforzar el trabajo en pos de su independencia, a modo de que puedan autoabastecerse en relación a sus capacidades. En este sentido, Loguercio expresó que "Buscamos que estén en contacto con la comunidad y tengan un trabajo digno".   

Respecto al Taller de Cocina, la miembro de la Asociación Civil "Taller Protegido", enunció que la producción de alimentos se encuentra al máximo de su capacidad. "Trabajamos a pedido y producimos budines, todo tipo de tartas (Coco, Bombón, Pasta Frola, Manzana) y Dulces Caseros. La demanda muchas veces nos supera, si bien hay una rueda de producción que las chicas realizan solas bajo supervisión. Cada una de ellas tiene asignada una especialidad de acuerdo a su capacidad". 

El dinero recaudado de los trabajos y productos comercializados es destinado al desarrollo y mantenimiento de la institución, ya que no reciben ningún tipo de subvención por parte del Estado. De todas formas, Loguercio adviertió que trabajan con donaciones por parte de la comunidad y con la ayuda del Municipio. El dinero recaudado es utilizado en amortiguar los costos de materia prima y el excedente se reparte entre los concurrentes. "Ellos cobran un peculio de $1.800 del Ministerio de Trabajo y semanalmente perciben la ganancia de lo producido". 

Por último, Inés Cristeche agregó que les resulta muy positivo trabajar con otras instituciones de la comunidad. "El Centro de Formación Profesional Nº 401 hace funcionar el Taller de Carpintería y Herrería a través de sus capacitadores y la producción de los chicos es muy buena.  

Leandroandreoli@elfenixdigital.com


¿Qué te pareció esta noticia?

123 opiniones registradas.

Copyright © 2017 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana