" />?>

12.8 ºC

6 de diciembre de 2019

Notas de opinión

En teoría, perfectos; en la práctica no aprobamos

25/09/2019

En Prevención de suicidio todos somos importantes. No es solo tarea profesional. Nosotros -hombres y mujeres en general- somos un eslabón que no debe faltar en la cadena.

Vivimos en un mundo que ha sufrido grandes cambios, principalmente en áreas donde no logramos apoderarnos del control pleno, corriendo el riesgo y cayendo en la trampa, en cosas que nos llevan a la autodestrucción.

Sabemos de los peligros a los que nos exponemos ante las adicciones, sin embargo, es muy poco y nada lo que hacemos alentando a la obediencia de los consejos preventivos de los profesionales.

Si no se obedece a los mensajes preventivos extremos y sinceros, como los de la etiqueta de cigarrillo que nos advierte "en duros términos" que "Fumar causa cáncer" o "Fumar causa amputación de piernas", entre otros, más difícil se nos hace alcanzar el éxito en una charla entre amigos queriendo ayudar.

Lamentablemente los casos de suicidio no son solo generados por las adicciones. También existen una serie de factores que "nos tira encima" la vida día a día. Hacia esto es justamente donde debemos mirar, y hacerlo con "mirada interesada o curiosa", tratando de descubrir detalles que apenas pueden insinuarse en una persona en riesgo.

Si bien los jóvenes son una parte de la sociedad expuesta a las adicciones, imprevistos y peligros permanentes, no son los únicos. Entonces, considero -erróneamente quizá, ya que no me creo dueño de la razón- nos encontramos con el problema de la reducción notoria del grupo de "colaboradores en prevención". Surge en muchos casos esa frase o argumento que asusta: "no puedo con mis problemas así que no puedo atender los tuyos".

Aquí es donde recurro a la web para leer sobre el tema y leo en Wikipedia: Conectar-Comunicar-Cuidar 

Y como expresión más amplia sobre esas tres palabras dice: "Prevención del suicidio es un término paraguas para los esfuerzos colectivos de organizaciones locales, profesionales de la salud y relacionados, para reducir la incidencia del suicidio en nuestra sociedad". 

Como trabajador en medios de comunicación puedo señalar que las dos primeras palabras deben tenernos como colaboradores en esta lucha contra un gigante traicionero, oculto e imprevisto, entre otras cosas.

Debemos "conectarnos" con ese sector de la sociedad que atraviesa una situación difícil. No debemos dudar a la hora de "comunicar" los problemas o riesgos a los que se exponen o nos exponemos de manera directa o indirecta. En más de una oportunidad podemos ser protagonistas sin proponernos, de un hecho o desenlace donde el suicidio tiene su parte.

Por último, de aquellas tres palabras, queda "Cuidar". Una palabra a la cual relaciono con el amor al prójimo. Debemos interesarnos, ocuparnos y no solo preocuparnos por las situaciones que pueda estar atravesando un familiar, un amigo o un desconocido. Si tengo conocimiento de algo que al final puede inducir al suicidio, CUIDAR es mi tarea, AMAR al prójimo es lo que me moviliza a colaborar, involucrarme y tratar de arrebatar una vida a la muerte.

Las redes sociales hoy son un medio de comunicación masivo y también un medio de comunicación de mensajes y pedidos de ayuda de jóvenes y adultos en situación de riesgo. 

Si CUIDAR es AMAR al prójimo, demostremos nuestro amor con aciertos y no con indiferencia. Hoy la materia del amor no la aprobamos.


jcantero@elfenixdigital.com


Copyright © 2019 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana