13.6 ºC

22 de marzo de 2019

Notas de opinión

Enarbolo tu bandera, Santiago Maldonado

25/10/2017

Por Tomás Chayer** Ya se confirmó que sos vos a quien encontraron en el Río Chubut, 300 metros contra la corriente, después de casi 80 días y varios rastrillajes. Lo que aún no se confirmó, Santiago, es si tu cuerpo fue plantado. Aún no se confirmó, tampoco, si efectivamente te llevó Gendarmería. Y sin embargo, yo enarbolo tu bandera, Santiago Maldonado, hoy y siempre. Porque con tu barba y tu sonrisa te convertiste en un símbolo de la época, y porque no hacerlo me pondría junto a quienes creyeron que no valías la pena porque defendías la causa de unos indios terroristas financiados por grupos extremistas de distintas partes del mundo. Que no valías la pena, tampoco, porque eras un hippie mugriento, que compartía la ropa, que andaba de un lado a otro, que tatuaba y tenía dos o tres celulares. Que muchísimo menos valías la pena, porque eras zurdo y kirchnerista, pariente de Vaca Narvaja.

Enarbolo tu bandera porque no hacerlo me pondría también del lado de los que ocultaron las últimas fotos del operativo del primero de agosto, donde se te ve, guardadas en un disco rígido de las computadoras de Gendarmería. El no hacerlo me pondría del lado de los que nos quisieron convencer de que jamás habías estado allí. Que te había apuñalado un puestero, o que andabas de paseo por Entre Ríos o por el sur. Peor aún, si no lo haría me ubicaría junto a quienes obligaron a tu familia a crear una página web para desmentir una por una cada versión oficialista. 

No enarbolar tu bandera me pondría también a la par de un Presidente que mientras una multitud se manifestaba para pedir tu aparición, nos contaba vía Facebook que había probado el helado de mate cocido, y que no nos dio una respuesta sobre el caso en más de dos meses y medio. Del mismo modo, el no hacerlo me colocaría junto a quienes prohibieron mencionarte en las escuelas, por ser "adoctrinamiento", y junto a una diputada que haciendo gala de su impunidad aventuró el porcentaje de posibilidades que existían de que te encuentres en Chile, sosteniendo que le íbamos a terminar pidiendo perdón. Y, una vez descubierto el cuerpo en el río, entre risas comparó lo ocurrido con el mito que gira en torno a Walt Disney. 

Por eso enarbolo tu bandera hoy y siempre, Santiago Maldonado, porque de otra forma, no podría seguir adelante. 


**Estudiante de 6to. Año del Instituto Pedro Díaz Pumará, 18 años



¿Qué te pareció esta noticia?

1002 opiniones registradas.

21% Me gusta
15% Me aburre

Copyright © 2019 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana