18.9 ºC

1 de abril de 2020

Notas de opinión

Escuelas Abiertas, Gremios Callados , Docentes desprotegidos?

19/03/2020

Por Laureano Negrete

El origen del sindicalismo en nuestro país tiene sus primeras expresiones formales hacia mediados del siglo XIX cuando, a partir de la instauración del modelo agroexportador, se sumaron a los habitantes de nuestro país (1 millón de habitantes, aproximadamente) seis millones de inmigrantes entre 1857 y 1930, provenientes en su mayoría de Italia y España.

Esta corriente de inmigrantes traían consigo ideas vinculadas con el socialismo y el anarquismo, ideas que calaron profundo en la Europa industrial. A partir de este momento se discutía entre los obreros la idea de Estado a la que aspiraban cada facción. Por el lado de los socialistas, resaltaba la idea de Carlos Marx basada en la instauración de un socialismo científico que sentaría las bases de una sociedad más justa y equitativa que la capitalista. Por el lado de los anarquistas, donde prevalecían las ideas de Proudhon y Bakunin, se propugnaba por una sociedad sin Estado.

En este contexto, otros (incluso algunos que pensaron en un anarquismo y socialismo científico) pensaron en la lucha a partir de partidos políticos, de esta forma surgen facciones políticas vinculadas con la socialdemocracia.

En este marco, es conveniente señalar la sanción de la Ley de Educación 1420 hacia fines del siglo XIX (1884) durante la presidencia de Julio Roca, la cual, a grandes rasgos, impulsa la educación común, gratuita y obligatoria; cuya finalidad era educar al soberano y afianzar los lazos nacionales ante tanta diversidadde habitantes.

Es así como hacia principios del siglo XIX se coloca en el tope de la discusión de los obreros  la VINCULACIÓN CON EL ESTADO CAPITALISTA, EL PODER Y LAS DISTINTAS PATRONALES. 

Podríamos adelantarnos en el tiempo, y referirnos a la relación íntima entre peronismo y movimiento obrero, y llegar al resultado de la CGT coaptada por el poder político que respondía al General Perón. Hacer hincapié en las reformas constitucionales y la incorporación del artículo 14 bis que expande los derechos de los trabajadores en la Constitución de nuestro país.

Pero a pesar de lo antes dicho, siempre recaemos en analizar la relación existente entre Estado - trabajadores - sindicatos.

Llegados a este punto es preciso aclarar que el siguiente artículo tiene como finalidad describir y extender una mirada crítica sobre el desenvolvimiento de los gremios docentes, especialmente en la órbita local, en relación con los reclamos históricos y coyunturales de los profesionales de la educación.

Cabe aclarar que referirnos a la docencia en la actualidad, es hablar de una profesión que muchos eligen por vocación para desarrollar su vida económicamente activa y que signifique sostener una familia dignamente, en el ámbito público o privado. Lo cual implica indefectiblemente que la vida laboral de los docentes de todo el país se rigen, en primera instancia, por lo expresado en el artículo 14, "el derecho a trabajar", y el 14 bis de la Constitución Nacional de Argentina, que entre otras apreciaciones dice:

"El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagas; retribución justa; salario mínimo vital móvil; igual remuneración por igual tarea; participación en las ganancias de las empresas, con control de la producción y colaboración en la dirección; protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado público; organización sindical libre y democrática reconocida por la simple inscripción en un registro especial.

Complementariamente, este mismo artículo de la Ley Suprema, agrega en relación a los gremios:

"Queda garantizado a los gremios: Concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conciliación y al arbitraje; el derecho de huelga. Los representantes gremiales gozarán de las garantías necesarias para el cumplimiento de su gestión sindical y las relacionadas con la estabilidad de su empleo".

Una vez realizada esta aclaración, desde el punto de vista histórico y legal, de la relación entre trabajadores, docentes y gremios se abordarán algunos casos llamativos de los últimos tiempos:

ACUERDOS PARITARIOS

En primer lugar, algo que realmente es inadmisible es que se rompiera el acuerdo paritario 2019, el cual, en líneas generales establecía reacomodamientos por inflación trimestrales considerando los medios aguinaldos correspondientes para ese año. Ante esta situación, y principalmente, los gremios locales no se expresaron de manera categórica como nos tenían acostumbrados en el periodo anterior.

Esta situación deja a las claras que alguna vinculación ideológica o de otra índole puede ejercer en estos dirigentes gremiales tal presión que les es imposible expresarse públicamente, más allá del whatsaap. Máxime, si consideramos, que la esposa del máximo referente del SUTEBA (Roberto Baradel),  es parte activa del gobierno de Axel Kicillof. Este último punto, deja más que claro, que la vinculación entre Estado - gremios - trabajadores de la educación, está siendo afectada enormemente por intereses que le son ajenos a los derechos de los trabajadores docentes.

En segundo lugar, el acuerdo paritario logrado en la provincia de Buenos Aires, que por mucho dista del obtenido en 2019, no contempló los índices inflacionarios proyectados para el presente año que arrojan una inflación del 40% anual, ni la grave crisis económica y social, a la cual los docentes no son ajenos. La oferta provincial fue del 16% en dos cuotas. Ante esta situación, los gremialistas docentes locales también se mantuvieron en silencio, cuestión que a la mayoría de los trabajadores los ha defraudado y los ha impulsado a llamar a "desafiliaciones". Tal vez, ingenuamente muchos esperaban la organización de asambleas populares en la Plaza Independencia de nuestra ciudad, como se llevaban a cabo anteriormente. Puntualizando en este aspecto, cabe decir que SUTEBA, como era de suponer, aceptó sin cuestionamientos lo propuesto desde el ejecutivo provincial; mientras de FEB y UDOCBA, lo rechazó.

TEMA CORONAVIRUS

Tema de suma actualidad y de extremos cuidados nacionales según lo dictado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y todas las instituciones afines a nivel mundial, regional y nacional.

Cuestión que a nivel de los estamentos gubernamentales argentinos, es decir por el gobierno de A. Fernández, A. Kicillof y Julio Marini se ha subestimado de manera ilógica. Partiendo de ladeclaraciónpública del Ministro de Salud de la Nación Ginés GonzálezGarcía "pensé que no iba a llegar tan rápido a nuestro país el coronavirus", no comprendiendo el proceso de globalización y mundialización de los lazos humanos actuales. Algo que ni a un inexperto se le pasaría por alto.

De esta manera llegamos a la conferencia de prensa convocada por el Presidente de la Nación, acompañado por Rodríguez Larreta (Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires) y Axel Kicillof (Gobernador de la Provincia de Buenos Aires), en la cual el presidente Fernández dicta la suspensión de clases desde el 16 al 31 de marzo y declaró la emergencia sanitaria nacional, entre otras medidas. Puntualizando en el tema de suspensión de clases, el jefe máximo acentúa que la suspensión de clases ERA PARA LOS ESTUDIANTES, no para docentes. En ese momento, muchos nos creímos inmunes al virus en curso.

De esta forma, la emergencia para algunos no era para todos y todas, ya que, llegados al lunes 16 los docentes y auxiliares asistieron a las instituciones educativas que les correspondía. Situación que no contempló ni contempla, más allá de los mecanismos de licencias quese están ensayando aplicar de manera muy precaria, la ORGANIZACIÓN FAMILIAR DE LOS TRABAJADORES DOCENTES Y AUXILIARES DE LA EDUCACIÓN, por un lado, y la SALUD  de los mismos, por otro lado.

De esta forma, ante una emergencia sanitaria nacional los docentes ROMPEN la CUARENTENA y exponen a sus familias al contagio del coronavirus, ya que, LA DECISIÓN GUBERNAMETAL, Y ACEPTADA POR LOS GREMIOS, es mantener las escuelas abiertas con guardias docentes.

En este punto, no se escucharon expresiones de ningún tipo de los referentes gremiales locales, incluso de la multisectorial (cuyos referentes son: el Concejal Gustavo Lorenzo, el Secretario General de SUTEBA Raúl Pandeles, la dirigente social Sonia Campos, Rodolfo Tula, entre otros), de ardua participación en los conflictos de los empleados de la Ex Fábrica Charrúa; por los despidos y traslados forzados en la Empresa Loma Negra de la localidad de Barker; y en la organización de asambleas populares contra medidas adoptadas por el gobierno de Macri, como los tarifazos de luz y gas. Este SILENCIO denota, en el conflicto docente y en la aplicación de aumentos exorbitantes de las tasas municipales, claramente que el poder político Estatal imprime en estos dirigentes cierto desánimo en cuanto al ímpetu de sus expresiones que deja en situación "de calle" a los reclamos docentes y de la población, en general.

Para finalizar caben algunos interrogantes: ¿los gremios representan a los derechos de los docentes o a intereses políticos partidarios?, ¿las escuelas de nuestro distrito cuentan con recursos necesarios para garantizar la salubridad de los alumnos, docentes y auxiliares?, ¿la falta de agua potable en algunas instituciones educativas significa un problema para los gremios docentes locales?, ¿los docentes no deberíamos pensar en un nuevo sistema de representación?, ¿la alternancia al frente de los gremios es necesaria?, ¿la intensidad de los reclamos varía según el color político de turno?






Copyright © 2020 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana