8.3 ºC

31 de mayo de 2020

Notas de opinión

Gestión Municipal ante COVID-19: ¿Todo controlado o desbordado?

27/03/2020

En los últimos días hemos observado que se multiplican los pedidos de ayuda por necesidad de alimentos. Gente que habitualmente la pasa difícil cerca de fin de mes y gente que nunca antes nos había insinuado necesidad.

Pandemia y reacción

Estamos enfrentando una pandemia. Un aislamiento obligatorio dentro del territorio argentino que ya viene maltratado por una economía que no es de las mejores. Una población necesitada de trabajo, de ingresos dignos para cada hogar. Pero con una realidad donde se ven muchos compatriotas trabajando en lo que pueden y no en lo que quieren.

Esta decisión de aislamiento obligatorio fue tomada de manera acertada. No hay cuestionamientos por eso.

Pandemia y reacción insuficiente

Lo que debería haberse tomado nota de inmediato es que, ante la necesidad de dar cumplimiento al DNU Presidencial era primordial una reacción o una acción acorde de parte del municipio.

Algo así como a la reacción de Desarrollo Social de la Nación, llegando a la mayor cantidad de compatriotas posible con una asistencia oficial. En el caso del municipio local esa reacción debió haber sido a través de asistencia con alimentos.

Por otro lado, sabemos que hay ONG"s, Instituciones de la Comunidad, Dirigentes políticos, incluso gente cercana al gobierno local que consideran sumamente necesaria la creación de un Comité de Crisis para trabajar de cerca con la asistencia a los vecinos. Obviamente que se desea incluir dentro del grupo al gobierno municipal.

Esa invitación, sugerencia o pedido de parte de esos sectores comunitarios, chocan con la reticencia de la gestión municipal bajo el argumento de tener "todo controlado".

Todo controlado "pero" ...¿desbordados?

Ante una solicitud efectuada al área de Desarrollo alguien dio una respuesta que sonó contradictoria con los argumentos del Intendente: "Estamos atendiendo todo lo que más podemos. Es muy serio lo que está ocurriendo. Estamos desbordados"

Un viejo adagio se pone en vigencia: "Quien mucho abarca, poco aprieta".

En este tema de brindar respuestas a las necesidades básicas de la población, no solo hay que tener en cuenta a los niños que concurren a comedores escolares o barriales, sino también a los padres, abuelos y hermanos mayores que no están recibiendo su ingreso monetario diario al no poder trabajar. Así lo están haciendo dos efectivos policiales, según lo mostró EL FENIX. Comida no les sobra. No es buena señal.

Hoy esta necesidad, desde el Estado Municipal no debería ser atendida como lo hacen en épocas normales: llevar los niños a los comedores y asunto solucionado. "Los mayores si quieren que trabajen", hemos oído esa respuesta y la hemos aceptado. Hoy es inadmisible.

Cambiando el rumbo de las decisiones

Concretamente, estamos necesitando que se actúe con la misma firmeza que se hace en salud. Por estos días se han tomado decisiones y se trabaja contra reloj para lograr que el COVID19 haga el menor daño posible en nuestro medio. La comunidad ve y agradece lo que se hace.

No pasa lo mismo con la asistencia alimenticia del Estado hacia los hogares de menores recursos.

Devolución de atenciones

También sería cuestión de devolver atención y que esta vez surjan con una grata sorpresa, quienes año por medio salen a visitar al pueblo para que colaboren con un voto. Hoy ese pueblo está necesitando que colaboren con alimentos. Si no pueden andar casa por casa, una forma de contacto es vía telefónica.

¿Y el dinero "guardado" no servirá para emergencias?

El Municipio dispone de reserva monetaria en el Banco Provincia. ¿No será hora de pensar menos en la economía municipal y pensar más en el daño colateral que puede traer este aislamiento obligatorio?

Es muy lamentable estar cara a cara con vecinos que no pueden desarrollar su actividad (por el riesgo de contagio existente), que estén con lágrimas en los ojos pidiendo colaboración para conseguir alimentos.

No hagan todo, ayuden en algo

Si no se puede hacer todo desde el Estado Municipal, que se colabore para la creación de un Comité de Crisis. Una solución tiene que haber lo antes posible. Hasta que impacte la ayuda de ANSES mucha gente pasará hambre.

Dura realidad que no se quiere reconocer. No es en este caso por una mala gestión, sino por una errónea decisión.

 

jcantero@elfenixdigital.com

Copyright © 2020 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana