10.8 ºC

13 de agosto de 2020

Locales

La escuela misionera 581 de Piñalito Norte arribó a las Bodas de Oro institucional

30/07/2020

El establecimiento educativo que en su momento apadrinó la Escuela Técnica Nro. 1 de B. Juárez acaba de cumplir 50 años. Mucha agua ha pasado bajo el puente, pero entre ambos colegios sigue existiendo una relación amistosa e institucional que perdura a través de los años. La Pandemia dejó trunca una visita programada para el festejo.

Lejos geográficamente, pero siempre cerca en el corazón de directivos, docentes y ex alumnos. La escuela Nro. 581  del Paraje Piñalito Norte cumplió cincuenta años.

El actual director de la Técnica, Hernán Blasco, trae desde su memoria en esta celebración, su vínculo con el colegio misionero; "Fui dos veces como alumno en los años 84 y 85 y después volví en 2013 como director, porque estuvimos 15 años sin viajar", cuenta y agrega que a partir de esa fecha se hace un viaje cada dos años aproximadamente. Nosotros somos padrinos de la escuela primaria y del jardín de infantes, ahora se está construyendo la secundaria pero ahí ya no tenemos ya nada que ver, agrega.

Trajo a colación que el padrinazgo de la Técnica nace desde un programa de Gendarmería nacional allá por los 80 "a todas las escuelas técnicas se les pidió una colaboración con escuelas de frontera. Nuestra primera experiencia fue en Formosa y después nos tocó Piñalito y desde ahí somos los padrinos de esa escuela, en realidad llevamos la representación de la comunidad porque en los carteles del colegio dice "apadrinada por Benito Juárez". Ahora teníamos todo preparado, placas incluidas, para ir con una delegación de profesores, pero con todo esto del Covid, no se mueve nadie, así que quedará para el 2021.

"Piñalito está en el espíritu de la escuela y de los profesores porque se da la condición que muchos son egresados de la escuela. Es como que ellos mismos lo van reflotando año a año y para los chicos que vienen es una experiencia a vivir. Siempre está el viaje a Piñalito dando vueltas y todos quieren ir" afirma Blasco y no elude mencionar que el viaje tiene un alto costo económico "hay que llevar para colaborar, para trabajar. La última vez estuvimos haciendo unos pisos, la idea era construir un SUM" relata Blasco dejando claro el apego que existe por la escuelita misionera.

Siem pre en tema explica  que la palabra "padrinazgo" para ellos es muy abarcativa y que no es como la tomamos nosotros. Tuve que hablar con el Prefecto, que para ellos es como el Intendente,  y firmar los vales para que nos pudieran abrir la salita de 5 del Jardín "son cosas que van quedando en la historia. Que te convoquen como un aval, es muy grosso" evoca y agrega "siempre estamos en contacto. Ellos agradecidos con nosotros y nosotros con ellos. Lo que más marca a los chicos son estas relaciones personales que se establecen. Nos hacen sentir como en nuestras casas, eso sigue latente y cuando se puede ir,se va.  

Antes de concluir la charla, recuerda que la escuelita cuando fue visitada por primera vez estaba construida íntegramente con tablitas de madera, era chiquitita, emplazada en medio de la selva y que ahora es una edificación hecha con ladrillos. "Han repuntado en ciertas cosas. Antes había que entrar en caminos de tierra, dejar el micro en Irigoyen y nos pasaba a buscar Gendarmería porque era todo selva. Ahora llegas por asfalto casi hasta la escuela, hay luz eléctrica, conexión a Internet, tienen agua potable que antes no tenían, las primeras bombas se las pusimos nosotros en el año 85. Y añade para finalizar "Hemos acompañado a la escuelita, lástima ese tiempo sin poder ir, espero que quien siga en la dirección de la escuela mantenga estos vínculos que nos hacen tan bien" afirma el director de la Técnica, Hernán Blasco, evocando el 50 aniversario de la "ahijada" Escuela 581 del Paraje Piñalito Norte en Misiones, tan lejos, pero tan cerca en el corazón.

jcdelossantos@elfenixdigital.com




Copyright © 2020 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana