13.9 ºC

29 de septiembre de 2020

Notas de opinión

Lo esencial es invisible a los ojos

06/08/2020

A veces necesitamos que alguien "famoso" diga algo sobre determinado tema y ahí nosotros hacemos como que "nos sacamos una duda de encima", más aún si la expresión de esa persona es coincidente.

Jaime Durán Barba, en otros tiempos quien le tomaba el pulso a la realidad nacional, para luego decirle al ex presidente Macri, la medicina que debía aplicar. No siempre era el medicamento para "curar", casi siempre era "para calmar". 

Una medida que distraía a una sociedad ansiosa y necesitada de soluciones que terminaba conformándose "con nada". No pasó muchas veces, pero sí en varios casos cuando los argentinos estaban enojándose.

Ese mismo hombre, tan cercano a Mauricio Macri ayer, parece tan distante hoy, señaló: "Macri no es el líder de la oposición?" 

Pero esa misma expresión tiene "una extensión" que -particularmente- a quien escribe le preocupa. Durán Barba señaló "?ni existe oposición". 

En varias oportunidades, en notas de opinión en estas páginas, se ha dicho que estamos necesitando un liderazgo político fuerte, firme, confiable, con respaldo de su partido y también con cierta llegada a partidos pequeños que a la hora de las decisiones puedan acompañar a ese líder.

Hoy, según parece, esa necesidad de liderazgo no sale de la opinión de un desconocido, sino de alguien acostumbrado a ver, descubrir y tratar con líderes de la política mundial.

Estamos necesitando con urgencia que surja un hombre en la política nacional que se adueñe de la oposición y que marque el rumbo a transitar. Por otro lado también que señale con autoridad, capacidad y respaldo la desconfianza que generan algunas actitudes y decisiones del gobierno nacional.

Gran responsabilidad nos cabe a los argentinos que no somos exigentes a la hora de elegir o decidir nuestro voto, que no es otra cosa que nuestro apoyo, nuestra confianza y nuestro poder, otorgado a alguien que, más de una vez reconocemos que nos genera dudas, pero "parece bueno".

El error es elegir por bueno y no por capacidad. No alcanza para liderar la oposición, un dirigente bueno. Tenemos ejemplos recientes, más allá de estar o no de acuerdo con ellos, nos dieron muestras de capacidad y liderazgo. Se hace referencia a Ricardo Balbín, Antonio Cafiero, Raúl Alfonsín, Néstor Kirchner, entre otros.

Esa oposición inexistente, señalada por Duran Barba, en estos días de Pandemia tiene permitido su accionar, su trabajo, su libre tránsito porque lo considerado esencial no tiene impedimento para andar, hacer y decidir. 

Lo lamentable es que hoy la oposición parece darle la razón a "El Principito": Lo esencial es invisible a los ojos".

jcantero@elfenixdigital.com 


Copyright © 2020 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana