18.8 ºC

20 de octubre de 2017

Notas de opinión

Lo que voy a contar es INCREIBLE, pero REAL y paso aquí, en BENITO JUAREZ

01/07/2015

El día jueves 25 de Junio a las 3:30 hs iba conduciendo mi camioneta por la Avenida Urquiza entre la calle Chacabuco y la Avenida Libertad con destino a mi trabajo, donde de repente me intercepta por detrás un móvil policial con sirenas y luces, yo estaciono, y me bajo del vehiculo, se me acerca a mi, el oficial Federico Cordoba, me pregunta si era de esta ciudad, hacia donde me dirigía, y que LE PARECIO, que andaba en una actidud sospechosa y queriendo...

El día jueves 25 de Junio a las 3:30 hs  iba conduciendo mi camioneta por la Avenida Urquiza entre la calle Chacabuco y la Avenida Libertad con destino a mi trabajo, donde de repente me intercepta por detrás un móvil policial con sirenas y luces, yo estaciono, y me bajo del vehiculo, se me acerca a mi, el oficial Federico Cordoba, me pregunta si era de esta ciudad, hacia donde me dirigía, y que LE PARECIO, que andaba en una actidud sospechosa y queriendo evadir el móvil policial, a baja velocidad??? Manteniendo un dialogo de manera normal, me solicita la documentación de mi camioneta, le presento todo lo que tenia en mi poder, excepto el carnet de conductor que me lo había olvidado en mi casa. En ese momento se aparece de manera muy rápida en el lugar, una camioneta policial, conducida por el oficial Mariano Gastón Benitez, donde se baja apresurado, alterado, y con una mirada muy extraña he intimidante, actitud que me sorprendió y llamo mi atención, era RAMBO, acercándose directamente adonde estábamos e interfiriendo la conversación, se dirige hacia mi, me dice que me encuentro en infracción de transito por no tener el carnet de conductor y elevándome la voz, mientras con una de sus manos sostenia su arma reglamentaria de manera amenazante, refiriendo además que el podía hacer lo que quisiera, en un tono desafiante y provocador, y me lo dijo con total impunidad, le entendí muy bien el apriete que me estaba haciendo. Lo mire hacia arriba porque me doblaba en estatura, y le dije que me respete como ciudadano que soy, ya que no estaba haciendo nada malo, que también tengo mis derechos, que el debería dar el ejemplo como funcionario publico que es, y hablar de una manera mas respetuosa, pero no me entendió, estaba muy exaltado.
Entonces es ahí donde reacciona mal, y fuertemente me empuja contra la caja de mi camioneta me giro como un trompo y de inmediato hace una maniobra brusca tomándome de los brazos me vuelve a golpear contra la caja del rodado y me coloca las esposas, lo mas apretadas posibles, así…. como a un delincuente… Luego me lleva un poco a la rastra y otro poco en el aire, ya era una marioneta yo, y previo abrir la puerta trasera de su patrullero, me arroja hacia el interior, Benítez, estaba muy alterado, mientras que el otro policía miraba su accionar sin intervenir, le da un golpe a la puerta y salimos a toda velocidad, dejando abandonada a mi camioneta y al oficial Cordoba. Llegamos a la comisaría, me baja de forma muy violenta, entramos y me tira esposado contra unos
sillones negros que se encuentran en la sala de espera, y Benitez desaparece como por arte de magia.
Yo sinceramente no entendía nada, estaba desconcertado, realmente no podía creer que simplemente por mi personalidad al no poder intimidarme me haya tratado de esa forma tan especial.
Yo quiero dejar aclarado que nunca en ese momento llegue a cometer ningún desorden o desmán en la vía pública, como tampoco así le opuse resistencia o le llegue a faltar el respecto a el o su compañero.
Nadie me daba explicaciones del caso. Lo que si pude observar que no había compañerismo entre ellos, eso me preocupa, y mucho y horas mas tarde lo volví a comprobar dentro de la dependencia. Pregunte si había un médico ya que me encontraba con las manos lastimadas, pregunte si había un psicólogo para que me examinara a mi y sobre todo a Benitez, que estaba descontrolado, se me acerco una oficial y muy amablemente me dijo que no tenían nada. Fue ahí donde decidieron llevarme al Hospital, para que me asistiera un médico, el oficial Cordoba como queriendo poner paños fríos al tema, de muy buena manera me pregunto si estaba dispuesto a sacarme sangre para hacerme el control de alcoholemia, a lo cual le respondí que no tenia ningún problema, y le comente que me encontraba tomando antibióticos, porque estaba con un diagnostico de bronquitis, del cual tengo el certificado médico y las recetas correspondientes. Pero a la vez tenía compromisos y responsabilidades laborales que cumplir. 
Al llegar al hospital, esposado, el oficial Cordoba y el oficial Felice me bajaron como una bolsa de papas del patrullero, ya se les había cambiado un poquito el humor, y me entraron a la guardia a los empujones sujetado de los brazos como si fuera un interno de un penal con un frondoso prontuario, terriblemente exagerados, realmente sentí vergüenza, dolor, impotencia, y no se lo deseo a nadie ese momento, les explique al personal del hospital, que no era un delincuente, ni había cometido ningún delito, ni nada por el estilo, sino que me había olvidado el carnet de conductor en mi casa.
ESTO ES INCREIBLE, PERO REAL …..
Cuando llego el momento de la revisión médica, y de sacarme sangre les pedí por favor a los oficiales que me aflojaran las esposas, que me seguían lastimando mis muñecas, ya con ampollas. Yo me encontraba con mucha ropa debido a mi estado de salud, y fuertemente esposado, la enfermera no podía hacerme la extracción de sangre. A lo cual el oficial Felice se enoja conmigo y me dice de mala manera, que no puede aflojarme las esposas porque las llaves que ellos tenían eran de esposas nacionales, y las que yo tenia puestas eran chinas, y Benitez ???  Donde estaba ??? Se llevo las llaves, una inoperancia total de estos efectivos. Era todo muy bochornoso, la conclusión que saque en ese momento, fue que estos funcionarios públicos habían estado mirando la serie POLICÍAS EN ACCIÓN, y les había quedado esa adrenalina encima, o algo por el estilo, querían descargarse con alguien, y justo me encontraron a mi, parecía una película de acción por el desarrollo de los acontecimientos, (pero no lo era), se lo exprese al personal del hospital y les pedí disculpas, pero seguía sin saber de que se me acusaba, cuales eran los cargos, que delito había cometido, y el personal policial tampoco me lo podía explicar. Todo muy confuso.
Llegamos a la comisaría de vuelta, aparece un señor vestido de civil, no se quien era, no se presento, estaba medio dormido, recién se levantaba, de muy mal humor, se me acerca y me pregunto que había pasado, le dije que no tenia el carnet de conducir encima, y le pregunte porque me encontraba detenido, me dijo que no sabia, y que estaba muy ocupado y que tenia muchas cosas que hacer, y se fue.
Yo seguía ahí con las esposas puestas a la espera de que alguien me de una respuesta. Al rato se me acerca una oficial y me pide mis pertenencias, primero no le entendía, ahí me sacan las esposas, y me explica educadamente que le tenía que dar el cinto, los cordones y un juego de llaves y firmarle un papel por las cosas que me retenían. Vuelve el oficial Cordoba y muy amablemente me pide que lo acompañe, pasamos por dos puertas con rejas, y me invito a pasar a un calabozo inundado, frío y sucio, me pregunto??? Siempre llevaran a la gente que no tiene el carnet de conducir encima a ese lugar??? O me habrán hecho una excepción??? Yo, con bronquitis, sin poder cumplir con la medicación que tenia que tomar, a nadie ahí le importo nada en ese momento, y perdí un día de trabajo, cuando se iba Cordoba aseguro la puerta con tres candados, seria para que no me escape? De que??? De quien??? 
Seguían sin decirme, el motivo, la causa, razón o circunstancia, del por  que  estaba preso, que era lo malo que yo había hecho??? Por que me privaron de mi libertad ??? No me dejaron hacer ninguna llamada telefónica, estuve incomunicado por seis horas en el calabozo encerrado, y me decían que no estaba preso, algo totalmente ilógico, algunos me mentían en la cara, un gran abuso de poder, y no me daban ningún tipo de respuesta, no le encontraban solución, ni  justificación, a la cagada ((( o metida de pata, le podemos llamar ? ))) que se había mandado el oficial Mariano Gastón Benítez, hubo momentos de tensión entre ellos y  algunos no les importaba nada, y otros estaban muy preocupados.
En tres oportunidades se me acercaron distintos oficiales para convencerme de que me dejaban libre si le firmaba unos papeles, pero los cargos por los cuales me detuvieron no me lo podían decir.
Entonces pensé, como tenia tiempo ahí adentro, los cargos por lo que estuve preso fueron “ La ira de Benitez” y las ganas de algunos efectivos de complacerlo, de hacer lo que quiera??? Como me lo había manifestado horas antes Benítez a mi???
Que raro todo esto no ??? muy rara esta comisaría en particular, efectivos actuando muy bien, muy respetuosos, muy profesionales, por un lado, efectivos actuando mal, muy soberbios, muy prepotentes, por otro lado. Serán dos comisarías ???
Y yo me pregunto alguien le habrá avisado al comisario que me tuvieron detenido por no llevar conmigo el carnet de conductor???
Esto que estoy contando es realmente muy grave, muy preocupante, un gran caso de inseguridad, abuso de autoridad, que hoy en día le puede tocar a cualquier ciudadano, en cualquier lugar. 
A las 10:00 hs de la mañana, me sacaron del calabozo, me invitaron a pasar a una oficina, donde me encontré con una señora que no conocía, la trajeron de la calle a la cual amablemente la obligaron a firmar mi libertad, volví a preguntar por que me habían detenido tanto tiempo ??? Y con maltratos verbales por momentos, y demás ???  Y nadie sabia nada, una oficial de forma muy prepotente me informo que había cambiado la guardia, y ellos no sabían nada, y que me vaya.  
Posteriormente a comunicarme con mi abogado telefónicamente, me retire y mi camioneta quedo secuestrada en la comisaría.
Todavía sigo sin saber por que me detuvieron ???
Abra alguien que pueda encargarse de este gravísimo hecho???
Será otro caso mas de inseguridad policial sin resolver ???
Quiero hacer público este caso y expresar lo que me sucedió, con el fin de que otro ciudadano no sea víctima de este tipo de hechos. 



Gastón Jesús Ilzarbe.

D.D.N.I : 25.548.867



 

Noticias relacionadas

Notas de opinión

Juárez, 1874-1875

Notas de opinión

15 de abril 1935

Notas de opinión

La razón de su vida

Copyright © 2017 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana