13.3 ºC

25 de agosto de 2019

Locales

Semana Mundial de la Lactancia Materna: Lo mágico de dar la teta

07/08/2019

En la nota anterior comentábamos que cada año desde 1991, se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna del 1° al 7 de agosto. Este 2019 el lema que acompaña la celebración es: Empoderémonos, hagamos posible la lactancia. Focalizábamos también, en lo primordial que es, que las familias se sientan acompañadas y los trabajos sean más empáticos en los caminos de la lactancia y por supuesto,como siempre lo hacemos desde este espacio, apoyar y promocionar la lactancia, que sea una responsabilidad colectiva y que toda la sociedad la acompañe y promueva.

En esta oportunidad voy a transmitirles sentimientos y palabras de mamás que dan la teta y la dieron en otro momento y tuvieron las ganas de que lo plasme y escriba en esta semana tan importante para visibilizar la lactancia materna. 

Alejandra que gesto dos bebés prematuros me dice: "La lactancia materna es la primera vacuna que recibe tu bebé, además del alimento, el apego y la seguridad que necesita al nacer". 

"La lactancia es lo mejor que le podes ofrecer?es como un puentecito, un embarazo más, el cuerpo de una es el pasaje y podemos hacer la transición lo más grata posible, es lo más lindo que nos puede pasar, es la llave para todo, te facilita el camino y encima es placentero". Me cuenta Lorena, mamá de tres niños.

"Dar la teta no tiene que doler y es hermoso, es lo mejor que te puede pasar y siempre es un trabajo en equipo: mamá, papá, hermanitos. La lactancia es sostenida y en equipo". Sofía: mamá de dos niños que nacieron prematuros.

"Mi experiencia como donante de leche materna duro unos meses y esto no afecto para nada en la alimentación de mi hijo, al revés, fue todo muy positivo y constructivo. Sentía que esto que yo hacía de un modo tan sencillo y desde mi pequeño mundo se irradiaba algo valioso y de ayuda a alguien, algo para los demás me hacía muy bien a mí y a mi hijo, la conexión, el contacto, el vínculo que se alimentaba". Diana, mamá de Pastor y que además fue donante de leche materna en el año 2009, en plena gripe A. Alimentó a un bebé de 5 meses que había perdido a su mamá a causa de esta enfermedad.

Belén es mamá Julia, que hoy tiene tres meses:"Nadamás lindo que construir el vínculo con Julia mediante la lactancia. Es un momento de disfrute emocional. Establecer la lactancia requirió de un esfuerzo y aprendizaje mutuo. No fue fácil desde el principio. Hoy puedo decir que lo disfruto, me da mucho placer amamantar y  es maravilloso ver crecer a mi hija alimentándose exclusivamente con la teta". 

Lucrecia, mamá de Camila, casi 3 años: "Amamantar a Cami me ha generado y genera los mejores sentimientos, saber que le estoy dando lo mejor de mí: conexión, amor, tranquilidad cuando está enferma. Me encanta dar la teta, es nuestro momento. Yo creo que lo fundamental es la información y estar convencidas de lo que hacemos".

Agustina, mamá de Bruno de 20 días: "Siempre supe que cuando llegara ese día tan importante de ser madre iba a amamantar a mi hijo, siempre pensé que era fácil y que era simplemente ponerlo a la teta y listo. Pero ahora que me toca ese rol, tengo amigas que ya son madres y un trabajo que me dejo ver lo que realmente pasa cuando una madre quiere amamantar, no es tan fácil como parece. Mi sensación es de mucha ansiedad y a la vez de alegría por poder darle la teta a Bruno. De poder tener esa conexión única. Para eso tengo amigas que están viviendo o ya vivieron esa hermosa experiencia de amamantar a sus hijas y estábuenísimo".

Sabrina, mamá de Ciro de 3 años: Dar la teta, amamantar?cuanto abarca. Para mí mucho más que alimentar, de hecho creo eso queda hasta en un segundo plano. Durante un año y nueve meses pude darle el pecho a mi hijo. Fueron meses llenos de emociones y distintos sentimientos. Claro que a veces sentí cansancio, dolor, malestar, sueño y demás; pensé en interrumpir este proceso, en destetarlo, pero bueno?algo era más fuerte y hacia que yo no estuviese del todo convencida. Pero la verdad es que siempre peso lo más lindo, lo positivo. Esos momentos de amor, momentos solo nuestros?de mamá e hijo, de calma, de contención, de brindarle seguridad y tranquilidad. De abrazarnos, tocarnos y mirarnos. De hacerle sentir que ese era nuestro mundo. Esos momentos no los cambio por nada. Amé dar la teta y extraño hacerlo. Yo tuve una lactancia súper exitosa y deseo que todas puedan tenerla?ese amor juro que no se compara".

Flavia, mamá de Julia de tres meses y Lisandro de 2 años: "Doy fe de que se puede más  allá de las dificultades que se presentan, es maravilloso.Para mi es todo, es tuyo y es de ellos, sale de mí y es mi responsabilidad hacerlo y hacerlo bien. Y lo hago yo,  por eso mamá es mamá, le transmito todo ahí".

Florencia, mamá de tres niños me brindo estas palabras que escribió para su hija a los pocos días de nacer:"?quiero que sepas porque las mamás dan la teta.Doy la tetaCarta a mi hija? quiero que sepas porque las mamas dan la teta porque en el instante en que saliste de mí no pude concebir esa distancia? todo mi cuerpo comenzó a extrañarte dentro mío y necesite tenerte encima sobre mí para poder asimilar tantas emociones(...) Y dándote la teta me revelo contra un mundo apurado, para que la prioridad seas vos, con tu cuerpecito aun desarrollándose sobre mí, con tu olor y mi olor creando un nuevo lenguaje donde finalmente la razón se rinde ante el instinto y recién ahí volvemos a recordarnos lo maravilloso que es ser mujer".

En esta Semana Mundial de la Lactancia y todos los días, anhelo que haya más lactancias que se lleven adelante con deseo y no por mandato,que ninguna mamá se sienta juzgada sino pudo dar la teta a pesar de haberlo intentado hasta el cansancio o no quiere amamantar, lo que vale es poner lo mejor  y sea como sea, pero con mucho amor;  que  los trabajos sean más amigables y empáticos con las mamás que dan la teta y sus familias; que las licencias por maternidad y paternidad sean las adecuadas para acompañar a la necesidades  de los bebés que recién llegan; porque la lactancia sea apoyada por toda la sociedad y se logre pensarla como una responsabilidad social, un trabajo en equipo; por más apoyo y respeto a las mamás que están en el proceso de aprender a dar la teta, no es algo fácil y a veces pueden ocurrir dificultades que con sostén,amor, paciencia,tiempo, personas cercanas, disponibles y con buenas intenciones se solucionan.

Y por último pero no menos importante, que se hable más de lactancia, no solo esta semana. Que los lemas, objetivos y propósitos de cada una de las ya celebradas semanas de la lactancia sean acumulativos y se logre naturalizar y visibilizar la práctica y así seguir promoviéndola con mucho respeto. Entre todos estamos trabajando por las nuevas generaciones.

Julieta Corridor

julietacorridor@gmail.com




Copyright © 2019 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana