18.8 ºC

20 de octubre de 2017

Notas de opinión

Violencia de género, narcotráfico y corrupción

27/04/2017

Por Patricio Pumará* Es imposible que no te sorprenda. Imposible no alarmarse frente a tantas luces amarillas y rojas prendidas en el tablero de conducción. 3 mujeres cada dos días, representa alrededor de 500 al año, 40 al mes. Están muriendo de muerte violenta. A lo que habría que agregar todas las que quedan al borde de terapia intensiva por los golpes y malos tratos. Representa algo así como DOS...

Es imposible que no te sorprenda. Imposible no alarmarse frente a tantas luces amarillas y rojas prendidas en el tablero de conducción. 3 mujeres cada dos días, representa alrededor de 500 al año, 40 al mes. Están muriendo de muerte violenta. A lo que habría que agregar todas las que quedan al borde de terapia intensiva por los golpes y malos tratos. Representa algo así como DOS tragedias de Cromagnon, o DIEZ tragedias de Once, u OCHO catástrofes como la de AMIA al año. ¿No es un verdadero GENOCIDIO por goteo? 

Los de mi generación crecimos aprendiendo de nuestros mayores que el hombre que le PEGA  a una mujer, (de matar ni se hablaba) es un COBARDE y no era digno de llamarse HOMBRE. ¿Cuál es el cambio cultural que se ha dado? ¿Es que hoy un joven en su sano juicio piensa distinto? Pienso que no. Es otra cosa, a mi modo de ver, la que ha ocurrido. Tiene que ver con el advenimiento de algunas PÉSIMAS COSTUMBRES.

 Porque no he escuchado hablar, de tanto que se ha hablado y escrito sobre el particular, a NADIE que establezca una RELACIÓN entre el hábito de consumo de ESTUPEFACIENTES y la violencia contra la mujer, pero de seguro que si se trazan dos curvas estadísticas, van a tener un TRANSCURSO CRECIENTE PARALELO. Es notorio que atrás de cada hecho luctuoso en ese sentido, quien victimiza generalmente CONSUME o ha consumido algún tipo de estupefaciente. 

Queda para los psiquiatras, psicólogos, el análisis clínico de cada situación particular, pero a la sociedad esto le está (o le debiera estar)  mostrando otra cosa. Son, estas muertes, horrorosas, cobardes y crecientes en número, fruto del VENENOSÍSIMO ARBOL DEL NARCOTRÁFICO-MENUDEO-CONSUMO. 

Y este árbol ¿dónde crece? En modelos de país como el que lleva (o llevaba) el nuestro, donde la CORRUPCIÓN generalizada de los circuitos de poder ABONA y fertiliza la tierra para que crezca fuerte y lozano. La corrupción de los dirigentes políticos, para empezar, de los jueces y policía, del personal de penitenciaría para seguir, de la gendarmería y prefectura y así sucesivamente, en todos los órdenes de la sociedad.  

Y este FERTILIZANTE que significa la corrupción para el árbol maléfico del narcotráfico, se mantiene por años porque la SOCIEDAD en su conjunto NO REPUDIA la corrupción; no la reconoce como la matriz de los gravísimos crímenes, en progreso, a los que si rechaza. El hecho de no repudiarla se evidencia en la forma como VOTA. Votamos dirigentes aún sabiendo que son agentes de la corrupción? y los volvemos a votar.

 Es que no ha establecido en su pensamiento esta relación lineal que existe entre esta verdadera MATANZA MASIVA, el hábito del consumo de estupefacientes y la base que le da la matriz de CORRUPCIÓN GENERALIZADA. No está mal hacer muchas marchas y manifestaciones sobre el "NI UNA MENOS", pero pienso debe ATACARSE PRINCIPALMENTE al árbol por su RAIZ, de lo contrario, nuevos y nuevos brotes seguirán ocurriendo y, como ocurre con la poda de algunos árboles, los brotes serán cada vez más y más vigorosos.  

          

*Médico Veterinario

Profesor Titular Biotecnología de la Reproducción


¿Qué te pareció esta noticia?

123 opiniones registradas.

22% Me gusta
18% Me aburre

Noticias relacionadas

Notas de opinión

Juárez, 1874-1875

Notas de opinión

15 de abril 1935

Notas de opinión

La razón de su vida

Copyright © 2017 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana