Opinión

Opinión

Hay que tapar el pozo antes que alguien meta la "pata"

Porque Dios lo ha permitido, o porque no lo pudo evitar, el mundo está viviendo tiempos difíciles. Una pandemia que todos sabemos está poniendo en apuros a la salud, primeramente, quedando en evidencia que hasta los mejores en esa área la están viviendo difícil. Nadie tiene un sistema de salud para enfrentar una situación como la que llegó a través del Covid19. No es crítica. Es la realidad. Nadie puede estar preparado para algo que surge sin pensar.

10 de noviembre de 2020

Salud, economía y seguridad

Las economías de los países también están atravesando dificultades, aunque en muchos casos estando haciendo vida normal. No sabemos cómo es, pero no es el caso de Argentina, donde llevamos casi 8 meses con una economía "en pausa", aunque no detenida. Hay cosas que se hacen y otras que no, pero tanto unas como otras, hoy por hoy, no hacen muy optimista el futuro cercano, que es, justamente el que encontramos primero. No podría ser de otra forma, obviamente.

Otra área que se ha puesto a prueba es la seguridad. Tampoco es tan segura. Y tanto salud como seguridad están atadas, de alguna manera, a lo que se decide en economía. La situación en seguridad está seriamente dañada. Sabemos que la tarea de las fuerzas encargadas de brindarlas es la prevención. Llegar a la investigación o a la represión (palabra fuerte y temida) es que ya estamos en desventaja. Se falló en el primer paso. Y se falla porque por algunas razones que cuesta que los gobiernos reconozcan que aún a costa de perder "algunos votos", deben decidir a favor de los buenos, que en este caso -por suerte- hay en mayoría. Los buenos viven entre rejas y los malos en libertad. Los buenos entregan sus armas al Estado para que las destruya y los malos alistan las suyas para salir a delinquir. El Estado "inocente", sigue creyendo que destruyendo las armas (de los buenos), se terminará con la violencia, asaltos, muertes inocentes, etc.

El delito es delito y no tiene justificativo. Pero también hay partes de esos delitos que se generan por desesperación y otros los generan los vicios, las adicciones y el deseo de "hacer plata fácil". Estos pueden ser los delitos no violentos (en algunos casos), que son alentados por "el mercado generado" y se logra vender rápido lo obtenido. Aunque parezca "raro" y muy difícil de comprobar "científicamente", hay ciudades (no es el caso de la nuestra, creo) donde no se hace mucho por prevenir los hurtos (no hay violencia ni uso de armas), porque de alguna manera es preferible esto, antes que el robo con violencia y uso de armas). Complejo el tema, principalmente para las ciudades pequeñas.

Hasta aquí lo que sería la "introducción" a algunos de los problemas que enfrentamos. Pero no solo hay que enfrentarlos, sino que se puede evitar ese "enfrentamiento", haciendo y tomando decisiones en tal sentido.

Haciendo las cosas como es normal, en un país normal y con funcionarios políticos que gestionan sin pensar en reelección, sino en soluciones para que las comunidades vivan bien, lo más difícil a solucionar sería el tema salud, porque la pandemia es extraordinaria. Llegó fuera de agenda. Economía y seguridad van "atadas", aunque sin una buena gestión económica, se ve afectada la seguridad.

Hablemos de nuestra casa

Afortunadamente, en nuestro medio tenemos problemas en las áreas mencionadas y mucho dependen de decisiones. Quizá sean difíciles de tomar, pero hay que hacerlo antes que sea tarde. Hay que tapar el pozo antes que alguien meta la "pata".

En los últimos días se viene agigantando un mensaje, tipo bola de nieve: La gente está cansada de estar encerrada. Venimos encerrados desde marzo. Comercios que aún hoy, a casi 8 meses, no logran funcionar de manera normal. Eso afecta la economía.

Familias que están viéndose gracias a los beneficios de la tecnología y de las redes sociales, de lo contrario no podrían verse con familiares que están en otro Distrito, ahí nomás... a 100 kms. Por obediencia y cumplir decisiones de los gobiernos no viajan, sin embargo, ven con tristeza, dolor "y bronca", que otros vecinos en forma clandestina (o no), pero al margen de leyes y decretos vigentes se reúnen, hacen eventos, y disfrutan de "vida normal".

Es evidente que ellos se exponen y se arriesgan a un contagio de Covid. Y en este caso no solo se perjudican los potenciales infectados, sino también a sus familiares, a la comunidad toda y pone en riesgo el sistema de salud. Particularmente, cuando alguien dice que el Dr. Scumburdi, Director del Hospital, exagera cuando habla de colapso del sistema de salud local, coincido con el Médico. Si el sistema de salud no ha colapsado hasta el momento, se debe a que Dios nos viene mirando con mucha atención desde el comienzo de la pandemia. Lo que algunos llaman suerte.

Pero volviendo a los eventos "clandestinos", también se van creando de muchas maneras. Se van reuniendo "argumentos" para llevarlos a cabo. No comparto nada que esté al margen de la ley o de decretos, pero sí comparto la idea de la "necesidad urgente de sentarse, hablar, legislar si es necesario en materia de protocolos, etc., y dar una solución antes que ocurra ese anunciado colapso del sistema de salud".

En el Parque 9 de Julio no hay protocolo

No es lo mismo un encuentro en el Parque 9 de Julio con 200 personas o más, sin protocolo a cumplir, a tener ese mismo encuentro en un lugar con protocolo. Hay una persona o varias que se hacen responsables de algo a cumplir. Hoy, quien deba hacer cumplir un protocolo y cuente con autorización para organizar algo así, "no se dará el lujo" de incumplirlo. Sí o sí querrá mantener su comercio o empresa en funcionamiento.

Sería organizar de manera oficial (autorizada), con cosas a cumplir. Hoy se organiza lo mismo y sin cumplir nada.

Es necesario que haya una participación a través de las instituciones, entidades, fuerzas vivas de la comunidad, para que la responsabilidad no recaiga sobre las autoridades políticas que, les guste o no, hoy son las que están desbordadas. Es justo y necesario, ver lo que sucede, no solo lo que se quiere ver: todo. Mirando y viendo ese "todo" hallamos que la desobediencia es hacia decisiones tomadas por el gobierno local. No se cumple lo que están pidiendo. Y los que hoy cumplen son los que día tras día están viendo cómo se "evapora" el capital invertido en comercio o empresa.

Por otro lado, hay que evitar lo que se ve venir: problemas entre vecinos y quienes lleguen a un lugar como el Parque 9 de Julio, a hacer cumplir una orden que dio alguien cómodamente ubicado en su vivienda a varias cuadras y sin ver el panorama.

Cuidemos a quienes deben cumplir órdenes

Ver personal de inspección municipal rodeado de gente en el Parque 9 de Julio fue preocupante desde el mismo momento en que se vieron brillar las luces amarillas de los móviles.

No demos más vueltas, busquemos soluciones. Hay que tomar decisiones y la primera es convocar a todos los sectores de la comunidad para participar y decidir. De lo contrario seguirán eventos clandestinos y se pondrá en riesgo a más gente. Lo peor que terminan perjudicados los que nada tienen que ver.

En este caso, buscar la normalización de las actividades comunitarias ayudará a la economía (se reactivará a nivel local), a la salud (habrá protocolos a cumplir) y a la seguridad (se comienza nuevamente a generar trabajo digno).

jcantero@elfenixdigital.com


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Deportes

16/09/2021 21:09:00

Luis Cinalli es el nuevo presidente de las Categorías Mayores.

16/09/2021 21:09:00

Deportes

16/09/2021 21:09:00

Después de seis meses vuelve el deporte de los puños a nuestra ciudad

16/09/2021 21:09:00

Necrológicas


†Dora Beatriz Pérez Vda. de Argüello

Falleció en Benito Juárez a los 90 años, el 16 de septiembre de 2021 Sus hijos: César, María Luisa, Nora Beatriz, Mario, Carlos, Martina, Juan, Enrique, Oscar, Karina y Natalia. Hijos políticos, nietos, bisnietos, tataranietos, demás familiares y amistades participan con profundo pesar de su fallecimiento. Sus restos fueron inhumados el día 16 de septiembre en la necrópolis local, previo oficio religioso en la Capilla Ardiente a la hora 11:00. Hogar de duelo: Chacabuco 516 Velatorio: Falucho 75 Servicios Sociales de Coop. de Consumo de Electricidad de JUárez Ltda.

†Carlos Alberto Camicia

Falleció en Benito Juárez a los 75 años, el 11 de septiembre de 2021 La familia Marderwald participa con profunda tristeza el fallecimiento de Carlos, acompañando en este momento de profundo dolor a su familia, su esposa Julia, sus hijos Franco, Marcos, Mariano, con todo su cariño.

†Sara Noris Elguren Vda. de Cancina

Falleció en Benito Juárez a los 93 años, el 12 de septiembre de 2021 Sus hijos: Carmen y Sara. Sus nietos: José, Osvaldo, Maricel, Cristian, Vanesa, Viviana, Ariel, Silvio, Silvina y Natalia. Su hermana: Pocha. Nietos políticos, bisnietos, demás familiares y amistades participan con profundo pesar de su fallecimiento. Sus restos serán inhumados en la necrópolis local, previo oficio religioso en la Capilla Ardiente, a la hora 14:00. Hogar de duelo: Mar del Plata 380 Velatorio: Falucho 75 Servicios Sociales de Coop. de Consumo de Electricidad de Juárez Ltda.

†Carlos Alberto Camicia

Falleció en Benito Juárez a los 75 años, el 11 de septiembre de 2021 Su esposa: Julia. Sus hijos: Mariano, Marcos y Franco. Su hija política: Natalia. Sus nietos: Román y Germán. Su hermana: Lucia. Su hermano político: Chiche. Sobrinos, sobrinos políticos, demás familiares y amistades participan con profundo pesar de su fallecimiento. Sus restos serán inhumados el día 12 de septiembre en la necrópolis local, previo oficio religioso en la Capilla Ardiente, a la hora 10:00. Hogar de duelo: Las Heras 221 Velatorio: Falucho 75 Servicios Sociales Coop. de Consumo de Electricidad de Juárez Ltda.

Copyright © 2021 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana