Opinión

Opinión

Otro idioma

29 de septiembre de 2020

Hace
años que tránsito por mi pueblo una ruta obligada hacia el centro comercial, la
calle Lavalle. El único camino con una elevación visible, tal vez restos de la
columna vertebral de un dinosaurio que puja por ser descubierto o ecos del
gastado sistema montañoso de Tandilia.

Pero
la gran particularidad de esta vía de acceso al centro no es la elevación sino
las onomatopeyas que durante años persiguen los oídos de los conductores de
vehículos motorizados en la porción que va de calle Catamarca hasta 9 de Julio.
El sonido se repite cada una equis cantidad de metros y podría ser algo así
como: -
TAAC-TAC -. Esa voz que se repite alrededor de seis veces de
una esquina a la otra tiene como origen el cruce de cañerías del progreso que
han dejado sus heridas sobre el pavimento combinado con el pase de los
vehículos cuyos amortiguadores reciben el impacto.

El
progreso tiene sus propias onomatopeyas. Los sonidos que han ido poblando
nuestros oídos comienzan a resultar familiares y van perdiéndose entre los
recónditos circuitos de nuestra memoria y conocimiento. Sin embargo, el sonido de
esa porción de la calle Lavalle debería ser parte de nuestro patrimonio, un
recuerdo viviente, nuestra piedra movediza. Convertir a esos cien metros en un
lugar turístico, en la posibilidad de una leyenda poblada de realismo mágico.
Desterrar la idea que bajo esas heridas de asfalto sobre asfalto hay cañerías
que cruzan agua, sino largas cuerdas vocales que cuentan historias a los
conductores que la transitan.

Yo
creo que las onomatopeyas son el lenguaje primitivo que nos permitiría
recuperar algunos sonidos, que la vorágine del tiempo que se acelera sin razón,
nos ha quitado. Quizás un poco más de silencio podría permitirnos escuchar un
corazón sin estetoscopio, el sonido de huesos casi rotos por el abrazo de oso
que nos recupera el alma o el perfecto sonido de un beso que nos acaricia el
espíritu. Recuperemos las onomatopeyas o al menos, un idioma que nos lastime
menos.

Vamos,
pase por Lavalle y déjese atrapar por esa onomatopeya única que nos distrae un
rato de la rutina. Vamos, pase por Lavalle y déjese atrapar por esa onomatopeya
única que tiene historias para contarnos.











Por
José M. Iarussi

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Deportes

16/09/2021 21:09:00

Luis Cinalli es el nuevo presidente de las Categorías Mayores.

16/09/2021 21:09:00

Deportes

16/09/2021 21:09:00

Después de seis meses vuelve el deporte de los puños a nuestra ciudad

16/09/2021 21:09:00

Necrológicas


†Dora Beatriz Pérez Vda. de Argüello

Falleció en Benito Juárez a los 90 años, el 16 de septiembre de 2021 Sus hijos: César, María Luisa, Nora Beatriz, Mario, Carlos, Martina, Juan, Enrique, Oscar, Karina y Natalia. Hijos políticos, nietos, bisnietos, tataranietos, demás familiares y amistades participan con profundo pesar de su fallecimiento. Sus restos fueron inhumados el día 16 de septiembre en la necrópolis local, previo oficio religioso en la Capilla Ardiente a la hora 11:00. Hogar de duelo: Chacabuco 516 Velatorio: Falucho 75 Servicios Sociales de Coop. de Consumo de Electricidad de JUárez Ltda.

†Carlos Alberto Camicia

Falleció en Benito Juárez a los 75 años, el 11 de septiembre de 2021 La familia Marderwald participa con profunda tristeza el fallecimiento de Carlos, acompañando en este momento de profundo dolor a su familia, su esposa Julia, sus hijos Franco, Marcos, Mariano, con todo su cariño.

†Sara Noris Elguren Vda. de Cancina

Falleció en Benito Juárez a los 93 años, el 12 de septiembre de 2021 Sus hijos: Carmen y Sara. Sus nietos: José, Osvaldo, Maricel, Cristian, Vanesa, Viviana, Ariel, Silvio, Silvina y Natalia. Su hermana: Pocha. Nietos políticos, bisnietos, demás familiares y amistades participan con profundo pesar de su fallecimiento. Sus restos serán inhumados en la necrópolis local, previo oficio religioso en la Capilla Ardiente, a la hora 14:00. Hogar de duelo: Mar del Plata 380 Velatorio: Falucho 75 Servicios Sociales de Coop. de Consumo de Electricidad de Juárez Ltda.

†Carlos Alberto Camicia

Falleció en Benito Juárez a los 75 años, el 11 de septiembre de 2021 Su esposa: Julia. Sus hijos: Mariano, Marcos y Franco. Su hija política: Natalia. Sus nietos: Román y Germán. Su hermana: Lucia. Su hermano político: Chiche. Sobrinos, sobrinos políticos, demás familiares y amistades participan con profundo pesar de su fallecimiento. Sus restos serán inhumados el día 12 de septiembre en la necrópolis local, previo oficio religioso en la Capilla Ardiente, a la hora 10:00. Hogar de duelo: Las Heras 221 Velatorio: Falucho 75 Servicios Sociales Coop. de Consumo de Electricidad de Juárez Ltda.

Copyright © 2021 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana