Mundo

Mundo

La guerra Rusia-Ucrania Dirigía una escuela, pero tuvo que huir de su ciudad: "No estaba dispuesta a aceptar a los rusos, si no me iba, me mataban"

Ludmila Gerasimenko temió ser encarcelada y torturada, y abandonó con su esposo Dniprorutne, una de las ciudades bajo dominio ruso.

Por: Gonzalo Sánchez
7 de mayo de 2022 21:21:00

Cada vez que los rusos consiguen tomar una porción en el este de Ucrania, despliegan rápidamente una batería de normas y asumen la gestión administrativa del lugar. Renombran calles y avenidas; imponen su idioma; intentan, torpemente y contra la voluntad de la población, comenzar a gobernar. Por ejemplo, si las clases estaban suspendidas por el escenario de guerra, ordenan que todos los niños y los docentes vuelvan pronto a las escuelas. Deja de izarse la bandera ucraniana y a partir de ese momento se eleva al cielo la rusa.

Es la colonización política y cultural que viene después de los tiros, de la muerte y de los territorios arrasados por las tanquetas. El país invasor asegura la zona con la intención de que sea para siempre, aún cuando todavía es alto el riesgo de una contraofensiva de las fuerzas ucranianas. Eso está ocurriendo en casi todo el cordón oriental de Ucrania.

El viernes se pudo ver en fotografías el modo en que sobrevivientes del asedio a Mariupol cambiaban un cartel con el nombre de la ciudad en ucraniano por otro similar pero escrito en ruso. Del mismo modo, en la región de Jersón, pegada a Crimea, las fuerzas rusas rápidamente intentaron imponer el rublo como moneda oficial. Ordenaron a todos los empleados públicos administrativos que regresaran a las oficinas y buscaron impulsar un retorno de los civiles a la vida normal.

Lo consiguieron a medias, ya que la misma población salió a la calle a protestar contra la invasión y el nuevo órden del Kremlin. Y además, a denunciar una práctica que los rusos también ejecutan cada vez que consiguen controlar ciudades o regiones: hacen listas de opositores y activistas, investigan a cada voluntario, interrogan a estudiantes y referentes sociales y, finalmente, según denuncias recogidas por el equipo de Clarín, encarcelan y torturan a los disidentes. Otras informaciones hablan directamente de ucranianos deportados de los lugares donde nacieron, se criaron, prosperaron, fueron libres y armaron su vida, a los confines de Rusia.

Ludmila Gerasimenko, maestra de la ciudad de Dniprorudne, frente a la biblioteca de Zaporiyia. Foto Sergio Araujo / Enviado Especial

Ludmila Gerasimenko tuvo mucho miedo de que le sucediera algo parecido a eso, y una noche lo miró a su marido, que tanto le insistía para salir, y le dijo: "Está bien, tenés razón, tenemos que irnos ya mismo de acá". Tomaron sus cosas y dejaron Dniprorutne, una de las ciudades de la región de Zapohiriya que está desde marzo bajo control total de los rusos.

La mujer tiene 46 años, el cabello rubio, los ojos claros. Responde al biotipo de ucraniana que se imaginan los occidentales. Es delgada. Lleva pantalones claros, camisa blanca y una chaqueta ligera de cuero. Esperó a este enviado sentada delante de un sauce, sobre un pilar de cemento, frente al edificio descomunal de la biblioteca pública de la capital regional, una zona a la que los invasores no consiguieron llegar.

Luce como apaciguada, como tranquilizada. Lleva un mes viviendo en una casa prestada. Sigue cobrando su salario como directora de escuela. Pero ya no tiene escuela, tampoco el lugar de toda su vida, la ciudad a la que llegó con sus padres cuando tenía solo seis años. Es profesora de literatura, pero subió en el escalafón docente hasta llegar a dirigir un colegio secundario.

No cualquiera, sino uno de los establecimientos que se habían acogido al programa de innovación educativa lanzado por el Gobierno ucraniano antes de la guerra. Son las llamadas escuelas experimentales, en las que se van ejecutando mejoras y nuevos formatos pedagógicos con el fin de perfeccionar la enseñanza. Se supone que los buenos resultados de esas experiencias más adelante serán replicados en el resto de las escuelas de Ucrania. Pero todo eso quedó detenido.


Gerasimenko dejó Dniprorutne junto a su esposo. Foto Sergio Araujo / Enviado Especial

"Yo no podía izar en el patio la bandera rusa. Apenas llegaron nos pidieron que todos volviéramos a clases. Entiendo que muchos de mis colegas aceptaran el nuevo orden que querían imponer, pero yo me vi discutiendo con los soldados. No me sentí dispuesta a aceptarlos para sobrevivir. Si no me iba, me mataban", dice.

Su vida era activa y repleta de desafíos. Cuando el 24 de febrero la llamaron para decirle que había empezado la guerra, ella no lo quería creer. "Con el alcalde salimos a parar los tanques, no teníamos armas, pero salimos a la calle y tratamos de frenar a los rusos. Les gritábamos que se fueran de nuestro país. Nuestro alcalde era una persona que nos impulsaba a resistir. Hasta que el 13 de marzo, los rusos lo detuvieron y se instalaron definitivamente en la ciudad".

Ella no quería irse. Pensaba que tenía el deber de hablar. Que tenía que defenderse. Empezó a notar el peligro. No puede identificar ningún nombre. No hablaba con generales, sino con soldados rasos. Dice que empezaron siendo amables, intentando hacerles comprender por las buenas que las cosas habían cambiado. Pero como ellos se mantuvieron firmes en la defensa de sus convicciones, empezaron a tratarlos mal. Apremios, interrogatorios, apariciones inesperadas en su casa.

Ludmila empezó a sentir miedo. Se puso en alerta. Empezó a ocultar documentación que pudiera comprometer a sus conocidos. Detectó que los rusos querían saber quién era quién. Querían, dice, una ficha personal de cada docente, de cada persona, de cada referente social. El 2 de abril la llamaron por teléfono y le dijeron que su vida estaba en peligro, que tuviera cuidado, que mejor se fuera.

Gerasimenko tiene 46 años y trabajaba como directora de escuela . Foto Sergio Araujo / Enviado Especial

Se fueron, de algún modo, fácilmente, porque todavía los retenes no eran rigurosos. Dice que hoy sería difícil hacerlo. Una compañera de ella, directora de una escuela similar, tuvo peor suerte: le pegaron, la torturaron, y recién después le dieron la chance de irse, escapó de la zona ocupada en estado de shock. Prefirió no acompañar a Ludmila a la entrevista con Clarín. Ahora, Ludmila está preocupada.

"Hoy vi en Facebook que secuestraron a una persona que conocía, que tenía una posición activa. Yo era libre y no quise dejar de serlo, por eso me fui. Pero allí quedaron mis hermanos y mis padres. Tuvieron que esconder todo, porque van a revisar su casa cada tanto. Entiendo a los que se quedaron y aceptan a los rusos: tienen miedo y es lógico, entonces aceptan las normas, pero yo no hubiera podido, hubiera tenido problemas", dice repleta de calma la docente.

Ludmila sabe que volverá. Cree que habrá una contraofensiva del ejército ucraniano y que los rusos, finalmente, serán barridos. Ella tiene una fecha en la cabeza y nadie se la quita: el primero de septiembre. El dia en que las clases deberían regresar, tras el receso del verano. ¿Acaso después de la guerra? Ludmila confía. Mira a los ojos y dice que sí.

Fuente clarin.com

Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Bomberos

"Para lo que es emergencias estamos bien equipados", dijo el Jefe Arana

26/05/2022 23:36:00

Dialogamos con el Jefe de Bomberos Voluntarios de nuestra ciudad Comandante Mayor Fabián Arana, quien nos atendió como es su costumbre, con gran amabilidad, brindando respuestas a nuestra requisitoria. Arana hace poco tiempo que quedó a cargo de Jefatura, ante el pedido de pase a retiro del Ex Jefe Pablo Madrid. A la vez, vale destacar que el 2do. Jefe en la actualidad es Comandante Guillermo Goñi. leer mas

Sociales

26/05/2022 19:41:00

La Provincia recomienda usar barbijos en lugares cerrados, incluso en la escuela o en el trabajo

26/05/2022 19:41:00

Es por el aumento de casos de Covid. Además, establece "la obligatoriedad del uso del tapabocas en el transporte público de pasajeros" leer mas

Torneos Bonaerenses

26/05/2022 16:43:00

Se disputó el Futbol 5 Femenino, triunfo de EES 3

26/05/2022 16:43:00

Pelota Provincial

26/05/2022 16:33:00

Alumni A se quedó con la fecha de sexta jugada en casa

26/05/2022 16:33:00

Necrológicas


†Juan Carlos Arcelus

Falleció en Benito Juárez, a los 65 años, el 26 de mayo de 2022 Sus restos serán inhumados el día 26 de mayo en la necrópolis local, previo oficio religioso en la Capilla Ardiente a la hora 16:00. Hogar de duelo: Mariano Roldán 429 Velatorio: Falucho 75 - De 14 a 16 Servicios Sociales de Coop. de Consumo de Electricidad de Juárez Ltda.

†Elina Iris Gedes de Rímoli

Falleció en Buenos Aires, a los 70 años, el 25 de mayo de 2022 Su esposo: Tito Rímoli. Sus hijos: Samanta Paola, Carolina y Gastón. Su hijo político: Julio. Sus nietos: Josefina, Valentina, Ezequiel, Anna Catalina y Morena. Hermanos, hermanos políticos, sobrinos, demás familiares y amistades participan con profundo pesar de su fallecimiento. Sus restos serán inhumados en la necrópolis local, previo oficio religioso en la necrópolis local, previo oficio religioso en la Capilla Ardiente a la hora 10:30. Hogar de duelo: Córdoba 30 Velatorio: Falucho 75 Servicios Sociales de Coop. de Consumo de Electricidad de Juárez Ltda.

†Iris Renee Fernández de Daguzan

Falleció en Buenos Aires, a los 70 años, el 25 de mayo de 2022 Su esposo: Pedro Daguazn, Sus hijos: Pablo y Walter. Sus hijas políticas: Natalia y Lorena. Sus nietos: Demia, Luca y Augusto. Hermanos, hermanos políticos, sobrinos, demás familiares y amistades participan con profundo pesar de su fallecimiento. Sus restos serán inhumados el día 26 de mayo en la necrópolis local, previo oficio religioso en la Capilla Ardiente a la hora 14:00. Hogar de duelo: La Rioja 151 Velatorio: Falucho 75 Servicios Sociales de Coop. de Consumo de Electricidad de Juárez Ltda.

†Miguel Ángel Fernández

Falleció en Benito Juárez a los 68 años, el 25 de mayo de 2022 Sus restos fueron inhumados el día 25 de mayo en la necrópolis local, a la hora 10:00. Hogar de duelo: J. Hernández 358 Velatorio: No se efectuó Servicios Sociales Coop. de Electricidad de Juárez Ltda.

Hockey en Tandil

25/05/2022 20:24:00

Hockey en Tandil. Dream Team se quedó con el Seven de Rivadavia

25/05/2022 20:24:00

Sociales

25/05/2022 11:57:00

Sociales. Fallecimiento: Miguel Ángel Fernández

25/05/2022 11:57:00

Sociales

25/05/2022 11:53:00

Sociales. Fallecimiento: Omar Esteban Alzugaray

25/05/2022 11:53:00

Política

25/05/2022 11:31:00

Política

25/05/2022 11:31:00

Este jueves habrá doble sesión en el Concejo Deliberante

Copyright © 2022 | El Fenix Digital - El diario independiente de la mañana